21 de January de 2013 08:49

El fracaso del Barcetón

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A estas alturas, queda totalmente claro que el Barcetón, es decir, aquel intento de pasar el sombrero entre los hinchas de Barcelona para recaudar USD 1 millón, fue un fracaso. La gran razón: los hinchas no están dispuestos a dar su dinero por ‘la pasión’ en actos que se acercan más a la beneficencia que a una real gestión administrativa. El Barcetón sirvió, en realidad, para que los hinchas de los otros equipos se den gusto haciendo mofas y cuestionen el real peso de la hinchada del equipo más popular del país, que supuestamente tiene el amor incondicional de la mitad de la nación. ¿Dónde estuvieron? Respuesta: enojados, pues se soñaba con Felipao y el que vino fue… ¡Nahuelpan!

El Barcetón se parecía más bien a esa triste teletón que organizó el alcalde de Detroit en Robocop 2, con un desfile insulso que desalentaba meterse la mano en el bolsillo para sacar los sueltos. Quizás estuvo mal escogido el canal, aunque ahí mismo Nebot logró juntar 1 millón en la teletón de la Municipalidad de Guayaquil. Quizás fue la época, pues enero es, ¡todo el mundo lo sabe!, el mes con menos movilidad de circulante. Además, empezó la temporada playera en la Costa y un fin de semana en Salinas requiere de algunos ahorritos. Si a esto se suma que la Noche Amarilla tuvo mucho menos público que el año anterior, se concluye que la dirigencia no está en sintonía con la realidad: poner la general a USD 15 fue el último paso de una cadena de errores que mataron al Barcetón, pues no se podía pedir al pueblo que fuera al estadio y también que depositara dinero en la recolección televisiva.

Parece que, desde que se reveló la cifra del déficit de Barcelona, la dirigencia entró en una fase de incomodidad. Al contrario de lo que se habría esperado, tener claro el fardo financiero que arrastra el equipo ha sido mucho peor que cuando se actuaba con el velo de la duda de cuánto mismo era la deuda. Ahora, da la impresión de que el objetivo no es armar un equipo para ser bicampeón sino juntar dinero para pagar la nómina. Por supuesto, este ambiente de ‘chirez’ no es exclusivo de Barcelona. El Quito dejó ir a su estrella porque su sueldo le descalabraba las finanzas. Liga presentó su equipo 2013 ante Aucas y no ante un cuadro extranjero (aunque, en este caso, la taquilla fue todo un éxito, pero ya no se trae al campeón de Colombia, por ejemplo). El Nacional arma ruedas de prensa para contarnos, no que contrató a los mejores del Ecuador, como hacía antes, sino que no le sale el préstamo para los pasajes del nuevo DT. A casi ningún club le gustó el reparto del Canal del Fútbol porque se esperaba más. Solo Emelec se da lujos exóticos, como el de irse de pretemporada a Argentina, pero es la excepción. El Barcetón demuestra que los hinchas no salvarán a los equipos de la ‘chirez’.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)