8 de December de 2010 00:00

La Fiscalía indaga tres supuestos delitos en el caso de Gonzalo Chila

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil



La investigación de la Fiscalía del Guayas se inició en enero del 2009. Fue después de que el pastor evangélico Gonzalo Javier Chila Palma presentara la denuncia por una supuesta suplantación de identidad del futbolista Gonzalo Chila, de los registros de Liga de Quito.

El caso recayó, después del sorteo, en la Unidad de Delitos Migratorios y hoy está en la fase de indagación previa. Según Luis Rada, agente fiscal de dicha unidad, el futbolista es investigado por incurrir, supuestamente, en tres delitos: la suplantación de identidad, la falsificación de documentos (cédula) y el uso doloso de la cédula de ciudadanía para obtener un pasaporte.

Esto fue confirmado ayer por Antonio Gagliardo, fiscal distrital del Guayas, durante una rueda de prensa. El funcionario confirmó que aún no se ha ordenado ninguna medida cautelar, pero que es probable que mañana llamen a declarar al deportista.

Según la denuncia del pastor evangélico, el verdadero nombre del mediocampista es Ángel Lizardo Cheme Ortiz.

El jugador tendría 29 años y no 26, como aparece en los registros de inscripciones de la Federación Ecuatoriana. En esa organización, la foto del futbolista aparece en dos tarjetas. En una como Chila y en otra como Cheme.

Entre los peritajes solicitados por el agente Rada, se encuentra una solicitud al departamento de Criminalística de la Policía para establecer la verdadera identidad de Chila Palma y del futbolista.

El denunciante argumenta que se ha visto impedido de realizar gestiones personales en instituciones públicas y privadas porque sus nombres y apellidos son usados por el futbolista albo.

Las primeras investigaciones de la Unidad de Delitos Migratorios establecieron que el jugador Chila obtuvo su pasaporte en Riobamba entre el 2007 y el 2008 cuando jugaba en Olmedo. El trámite fue realizado en la Subsecretaría de Relaciones Exteriores de Chimborazo. La Fiscalía del Guayas solicitó ya la información.

La cédula de identidad del futbolista fue emitida en el Registro Civil de Esmeraldas.

El artículo 239 del Código Penal establece sanciones que van entre 8 días y tres meses de prisión por el delito de suplantación de identidad o usurpación de nombre. Por el uso doloso de la cédula falsificada, la pena iría de tres a seis años de reclusión.

La Comisión de Investigación de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) abrió también un expediente. El general Marco Vargas, presidente de esta instancia, informó ayer a este Diario que se revisarán las partidas de nacimiento, cédulas de identidad y cartas de transferencia del futbolista de Liga.

Además, con peritos especializados, en el transcurso de la semana, se realizarán análisis comparativos de las huellas dactilares de los dos implicados.

Los dirigentes de Emelec tenían previsto presentar anoche un reclamo en la FEF para que le quitaran los puntos a Liga, obtenidos desde agosto pasado. El argumento de los azules es que desde ese mes, Patricio Torres, vicepresidente albo, conocía las supuestas irregularidades del futbolista.

Chila optó por el silencio tras el entrenamiento

La preparación de Liga para la final ante Emelec pasó a segundo plano. En el complejo de Pomasqui, todas las cámaras perseguían celosamente los movimientos de un solo jugador: Gonzalo Chila.

El volante está en el ojo de la tormenta tras una denuncia de supuesta adulteración de identidad. El hecho fue denunciado por un pastor evangélico que se radica en Guayaquil.

Ayer Chila se entrenó con aparente normalidad. Solo el paraguayo Carlos Espínola se animó a gastarle una broma. “¿Con que Ángel no...?”, le dijo el defensa con relación al otro supuesto nombre que tendría Chila: Ángel Cheme.

A las 11:22, Chila hacía abdominales, cuando el técnico Edgardo Bauza salió de la cancha para dar su habitual rueda de prensa. La mayoría de periodistas se fue detrás del ‘Patón’. Ese momento fue aprovechado por Chila, quien decidió ingresar a la casa de concentración de Liga. Antes de ingresar y al ser requerido por este Diario y por otros dos periodistas dijo: “Ya salgo y hablamos”.

Sin embargo, el jugador optó por el silencio. En el complejo estaban tres fornidos acompañantes que se confundían entre los periodistas. Uno de ellos recibió una llamada: “Es Gonzalo dice que lo veamos por atrás”. Los tres fueron al parqueadero, abordaron un Toyota Yaris blanco y se dirigieron a la parte posterior del complejo, en donde retiraron al jugador y salieron del lugar.

El técnico Edgardo Bauza pidió que se respetara la presunción de inocencia del jugador. “Desde chiquito me enseñaron que en los estados de derecho, uno es inocente hasta que se demuestre lo contrario”, dijo el ‘Patón’, quien aseguró que el jugador será considerado para el viaje a Guayaquil, previsto para el próximo sábado.

La directiva de Liga dejó a disposición de Bauza el contar con el jugador para el partido. Por su parte, el directivo Esteban Paz aseguró que el equipo esperará el desenlace del caso, aunque cuestionó el hecho de que se indagara al futbolista cuando pertenece a Liga y no antes cuando jugó en Aucas y en Olmedo.

Periodista, con resguardo

El periodista de diario El Universo G.M.C. se encuentra con resguardo policial desde que se hizo público el supuesto secuestro del que fue víctima, mientras se trasladaba desde Muisne a Esmeraldas. Ahí realizaba la investigación de la presunta suplantación de identidad de Gonzalo Chila, futbolista de Liga de Quito.

Un ejecutivo del área de contenido del rotativo guayaquileño confirmó ayer a este Diario que el departamento legal de El Universo respaldará al periodista, hasta que se aclare quiénes fueron los autores materiales e intelectuales del presunto secuestro.

G.M.C. denunció el plagio en la Fiscalía del Guayas para precautelar su integridad y la de su familia. El redactor no asiste a laborar por recomendación de la Policía Nacional. Él informó que ha recibido amenazas de muerte desde que el caso se hizo público.

El lunes pasado, mediante un comunicado, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó su preocupación y exigió a la justicia ecuatoriana “indagar y deslindar responsabilidades por el secuestro... y que llevarán a los instigadores de este delito ante los tribunales”.

Otros casos

Moisés Cuero. El 28 de mayo de 1999, la Ecuafútbol inició una investigación en su contra. Él jugó el Sudamericano Sub 17 con documentos falsos. Fue suspendido de por vida, pero volvió a jugar por un fallo del Tribunal Constitucional.

Vladimir Montaño. El 1 de julio de 1999, Emelec denunció que Montaño jugó el Sudamericano Sub 17 con los documentos de Éderson Sánchez, quien había fallecido a los 15 años.

Walter Ayoví. Hasta el año 2000 se hacía llamar Walter Corozo Alman. Jugaba en el Rocafuerte y luego pasó al Emelec. Estuvo suspendido seis meses.

Alexander Domínguez. El jugador fue suspendido dos años el 11 de diciembre del 2007, esto luego de comprobarse que jugaba con documentos adulterados. Cumplió seis meses de sanción.

José Tenorio. El jugador de Liga tenía dos cédulas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)