29 de November de 2012 00:02

Falta de taquilla desató la crisis

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La falta de público en los graderíos del estadio Alejandro Serrano Aguilar, en este año, produjo en el Deportivo Cuenca un déficit de USD 300 000. Ese saldo en rojo puso ayer en apuros a la dirigencia del representativo azuayo que no pudo impedir la paralización de actividades de los equipos profesional y reserva.

El delantero Byron Cano fue el último en abandonar el complejo de Patamarca. Antes de tomar un taxi, habló sobre el tema con los reporteros. Lo hizo tras una sesión de fisioterapia y sostenido con muletas. Él confirmó que la deuda es de tres meses de sueldo. Horas antes lo dijo el arquero argentino Juan Marcelo Ojeda, en representación de sus compañeros.

Cano, quien se recupera de una lesión, sostuvo que la decisión se pudo haber asumido hace seis meses. Si por él fuera dejaría el club. “Siempre se nos mintió respecto a los pagos”. Su contrato fenece en diciembre del 2014.

Cuando la mayoría de jugadores retornó a sus hogares, sin entrenar, llegó a Patamarca el presidente Julio León. Luego de dialogar con el técnico argentino Guillermo Duró, el dirigente atendió a la prensa y dijo que los futbolistas están confundidos porque luego de revisar los roles de pago se comprobó que a la mayoría se les adeuda tres quincenas.

Según León, los ingresos por concepto de ‘spots’ publicitarios y derechos de televisión cubrieron las expectativas este año, no así las recaudaciones. Esa falta de respuesta de los aficionados es lo que actualmente impide cubrir las exigencias de los futbolistas.

León, quien el próximo mes concluirá sus 4 años de gestión al frente del Deportivo Cuenca, comentó que en las últimos siete partidos la taquilla ha sido de cero o USD 1000, salvó con Liga de Quito, en la que recibió USD 15 000. La proyección para este año era de 6 000 personas por cotejo, pero en los 10 cotejos de la segunda etapa el promedio llegó a unos 4 070 espectadores.

Los únicos partidos con más de 4 000 personas fueron ante Barcelona y Liga de Quito, cuyos datos de taquilla fueron de 13 375 y 5 856 personas, en ese orden. El principal motivo de la inasistencia es la falta de resultados. Por ejemplo, en los últimos cinco partidos, el conjunto colorado sumó seis de los 15 puntos en disputa.

En los dos últimos cotejos de local, bajo la dirección técnica de Duró, el cuadro azuayo sumó dos empates con Manta (0-0) y Macará (1-1). Igual sucedió con el ex entrenador Luis Soler durante este año y ese fue el motivo principal de su salida del plantel.

En una conferencia de prensa que duró 40 minutos, León reiteró que a los futbolistas se les advirtió que no hay “un solo dólar para esta semana”. El ofrecimiento es de pagarles un mes la próxima semana, cuando un auspiciante cancele una deuda pendiente.

Pese a que no tiene dinero para cubrir las exigencias del plantel en esta semana, el dirigente está convencido que el equipo sí se presentará a jugar este domingo ante Emelec, desde las 12:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)