7 de June de 2010 00:00

Un error de la zaga terminó con el invicto de 16 fechas de Liga

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Álex Puruncajas. Santo Domingo

Liga perdió el invicto en el torneo local. Espoli, un equipo que tiene un promedio de 24 años de edad, acabó ayer con la imbatibilidad de los universitarios en el Campeonato local. El equipo dirigido por Carlos Calderón consiguió un triunfo clave por 2-1 en su estadio, el Olímpico de Santo Domingo, que ayer lució repleto.

Ayer, cerca de 11 000 personas asistieron al estadio, aunque la mayoría estaba identificada con colores blancos.

La victoria de los policiales fue angustiosa. A un minuto del final, cuando los aficionados empezaban a observar las puertas de salida, Christian Márquez aprovechó un error de la defensa del club quiteño y anotó el gol del triunfo.

Márquez se benefició de un error de Diego Calderón. El defensa de los albos cabeceó mal un balón y Márquez aprovechó para impactar el esférico con la cabeza y anotar ante el desconcierto del golero Alexander Domínguez, que se estrelló contra Calderón-

Hasta antes de este partido, Liga llevaba 16 fechas sin conocer la derrota. Pero ayer Espoli acabó con la imbatibilidad gracias a la picardía de Márquez, quien festejó sacándose el zapato.

Los albos fueron más ofensivos en el balance general, pero Espoli fue más inteligente para manejar el ritmo del cotejo. Por eso, los equipos protagonizaron un partido atractivo en el escenario, sobre todo en la primera etapa.

Los universitarios empezaron el cotejo con mayor proyección. Néicer Reasco, por la banda derecha, y el juvenil Nelson Martínez, por el sector zurdo, eran las constantes salidas.

A ellos, se sumaba Christian Lara, quien rotó por todo el centro del ataque, y Juan Manuel Salgueiro, el uruguayo que tuvo despliegue físico en la primera parte.

Así, la primera conquista llegó por el dominio de los visitantes. Reasco aprovechó un centro desde la banda izquierda e impactó el esférico con la cabeza. Fue el primer gol y el premio a un generoso público en los graderíos.

Pero Norberto Araujo, defensa argentino de los blancos, sufrió una lesión que trastocó los planes del DT Bauza. El defensa gaucho salió del campo de juego y Jorge Guagua pasó a ocupar su lugar. Enrique Gámez ingresó para jugar como defensa por la derecha.

Entonces, los visitantes se replegaron y el plantel policial aprovechó. En una jugada rápida y vistosa de sus delanteros, Espoli anotó el empate a través de Lenin de Jesús, quien se ha convertido en una especie de salvador de su equipo en los últimos cotejos. El delantero derrotó a Domínguez y corrió al sector de tribuna para dedicar el triunfo a los espectadores.

El cotejo se volvió más atractivo. Bauza ingresó a Gonzalo Chila y, posteriormente a Miller Bolaños, en vez de Christian Lara. El uruguayo Salgueiro se quedó en el campo, pese a que lucía agotado.

Entonces, ambos equipos insistían en su estrategia. Liga atacaba con Chila. En cambio, Espoli apelaba al contraataque con el ingreso de Marvin Cortez.

La figura

Christian Márquez fue el salvador de Espoli

El mediocampista de los policiales mostró despliegue en la marca y apoyo en la creación. Christian Márquez fue el nexo entre la defensa y el ataque y, además,  marcó el gol del triunfo de los policiales.

La contrafigura

Diego Calderón tuvo un error  garrafal

El zaguero falló en una de las jugadas finales y permitió que Espoli anotara el tanto del triunfo. Diego Calderón tuvo trabajo para marcar por el costado izquierdo, ante las avanzadas rivales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)