10 de December de 2013 00:02

Emelec se dio el gusto de mostrar la copa en la capital

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Fernando Gaibor fue el último jugador de Emelec en ingresar ayer al Palacio de Carondelet. Lo hizo a las 13:30, hora a la que estaba programado el almuerzo que organizó Rafael Correa, presidente de la República, para festejar a los eléctricos por el título local, obtenido el pasado fin de semana. Gaibor cruzó la puerta cargando a su bebé y tirando de un cochecito.

El primer grupo de jugadores llegó al Centro Histórico de Quito a las 10:38, en compañía de Nasib Neme, presidente de Emelec. Este directivo compartió su felicidad con dos periodistas que lo abordaron a su llegada al Palacio.

Después de su corta intervención, Neme, Pedro Quiñónez, Óscar Bagüí, Fernando Giménez, José Luis Quiñónez y el técnico Gustavo Quinteros participaron, junto a Correa, del cambio de guardia. Esto se realizó, como todos los lunes, a las 11:00. Todos estaban en el balcón presidencial.

El acto duró cerca de 30 minutos. Después de entonar el tema Patria, Pedro Quiñónez, Correa y Quinteros exhibieron la copa a un grupo de hinchas eléctricos que se reunió al costado sur de la Plaza Grande. Todos sonrieron.

Los hinchas llegaron con pancartas y banderas con el logotipo de Emelec. Esteban Dreer firmó algunos autógrafos, en una de las puertas que conducía al Palacio, en la calle Chile.

Después de compartir unos minutos con Correa, previos al almuerzo, los eléctricos recorrieron Carondelet. La mayoría de los jugadores lo hicieron con sus esposas. El DT Quinteros estuvo acompañado por Grace y sus hijos Sebastián (16), Rodrigo (13), Gonzalo (9). Tras recorrer los pasillos de la Presidencia, el DT contó que el presidente Correa lo felicitó por el logro obtenido. Le confesó que Emelec lo cautivó con el juego que mostró durante toda la temporada. Entre risas mencionó que "tenemos un hincha muy importante, así que hay que complacerlo".

Cerca de las 12:20, los jugadores, cuerpo técnico y demás invitados, subieron al Salón Amarillo, donde los esperó un suculento menú: timbal de cangrejo, encocado de mariscos con ensalada de aguacate, torta de nuez con muselina de chocolate. Como bajativo: tres tipos de vino ecuatoriano.

De ese menú también disfrutaron los hijos de los jugadores. Cristian Nasuti, por ejemplo, llegó con sus dos retoños; Giménez lo hizo con su primogénita, mientras que Arana arribó con dos invitados más. En este recocimiento, esperado por los eléctricos desde hace 11 años, también participaron exjugadores como Augusto Poroso, Ángel Fernández, Eduardo 'Ñato' García… El homenaje estuvo amenizado por una banda musical nacional.

Después del agasajo, los futbolistas y cuerpo técnico de Emelec tenían previsto regresar a Guayaquil para disfrutar de sus vacaciones de fin de temporada, Navidad, fin de año y Año Nuevo.

Quinteros contó que Emelec mantendrá el 90% de los actuales jugadores para afrontar el próximo torneo. La pretemporada se iniciará el 3 de enero, en Guayaquil. El 4 viajarán a Argentina. Allí permanecerán hasta el 17 de enero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)