31 de January de 2011 00:00

Emelec aguantó la presión y se llevó tres puntos de visitante

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Emelec dominó durante casi todo el partido, pero pasó apuros en el inicio y en el final de la segunda etapa. Los eléctricos vencieron por 2-1, ayer en su visita al Espoli en el estadio de Santo Domingo.

Los goles millonarios llegaron a los 43 y a los 62 minutos. Los anotaron Ángel Mena y Silvano Estacio, en ese orden. A los 84’ descontó , para los locales Marvin Cortez.

Los azules de Emelec, que ayer jugaron con el uniforme alterno de color plomo, tuvieron por más tiempo el balón, desde el inicio del cotejo. Ángel Mena fue el jugador más desequilibrante. El guayaquileño de 23 años desbordó, por habilidad y velocidad, constantemente por la derecha.

Además, el mediocampista de 1,68 m de estatura realizó paredes con Carlos Quiñónez, quien también ganó la línea de fondo para luego levantar centros.

A pesar de los ataques constantes y de tener más tiempo el balón, el gol millonario llegó tras un tiro libre, a dos minutos para la finalización de la primera mitad.

Mena disparó con pierna izquierda, desde unos 35 metros.

En el área, policiales y eléctricos trataban de sacar alguna ventaja para ganar el balón en lo que parecía iba a ser un centro. Pero Mena sorprendió a todos y disparó al arco. El más desorientado fue el golero Alexis Lemos, que no encontró la manera de desviar la pelota. Fue el 1-0 y Mena festejó de rodillas, con los brazos al cielo y en medio de sus compañeros.

En los primeros 10 minutos del segundo tiempo, los policiales tuvieron oportunidades de empatar. El ingreso de Marvin Cortez fue clave para el mejor desempeño de los locales. El jugador, de 1,67 m. de estatura, pudo igualar pero Javier Klimowicz le ganó en un mano a mano a los 50’.

Cuando el juego era más equilibrado llegó el segundo gol de los visitantes. Silvano Estacio, que ingresó en la segunda parte, quedó solo frente a Lemos y remató fuerte. El golero desvió el balón y, para mala fortuna policial, se desvió en Jonathan Cobos. Fue el 2-0.

Luego, Cortez logró el descuento policial tras quedar solo ante Klimowicz y definir por bajo.

Tras ese gol, los policiales se adelantaron para intentar conseguir al menos el empate. Los jugadores del DT Carlos Calderón atacaron con desorden y apelaron a los pelotazos para tratar de vencer al guardameta Klimowicz, en los últimos minutos de juego.

En ese lapso final, subió la tensión pues la victoria que parecía asegurada para los porteños se vio amenazada. Sin embargo, a pesar de la arremetida de los locales, los eléctricos supieron aguantar el resultado y llevarse tres puntos.

Al final del partido, el DT Omar Asad elogió a su equipo y sobre todo a Mena. “Hizo un partido bárbaro”, dijo el argentino, que consiguió su primera victoria oficial con el club porteño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)