11 de October de 2013 11:00

Ecuador es un animador en el fútbol sudamericano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

“Jugamos como nunca y perdimos como siempre”, era la constante en la hinchada nacional luego de una participación de Selección Ecuatoriana de Fútbol en su ánimo de ir a un Mundial. Hasta el 2001, cuando la Tricolor alcanzó su primera clasificación a este tipo de competencias, desde ahí el fútbol nacional ha experimentado un constante ascenso.

A lo largo de la historia, la Copa del Mundo había sido esquiva para nuestro país. En 1930, Ecuador fue invitado a participar en la primera edición del Mundial, en Uruguay. Divergencias económicas hicieron que dicha invitación fuese rechazada.

Luego, en la eliminatoria para el Mundial de Inglaterra 1966, el casi volvió a aparecer. Ecuador se midió a Chile en Perú, por la clasificación. La ‘Roja’ se impuso 2-1 y el sabor amargo volvió al país.

En el camino a Francia 1998 arrancó el ascenso. De la mano del DT. Francisco Maturana, la Tricolor quedó a cuatro puntos del Mundial. Pero, ahí se evidenció un cambio de mentalidad en el futbolista ecuatoriano.

Muchos marcan a esa época como el salto de la Tricolor. Otros, más minuciosos, atribuyen a Dusan Draskovic el progreso del fútbol nacional. El montenegrino llegó al país en 1988 y empezó a recorrer el país para encontrar el biotipo ideal del futbolista ecuatoriano.

Pese a que no se obtuvieron las clasificaciones a los mundiales de Italia 1990 y USA 1996, Draskovic quitó la atención de las principales ciudades del territorio ecuatoriano y buscó en zonas pobres. Figuras como Iván Hurtado, Agustín Delgado, Ulises de la Cruz, Marlon Ayoví, Edison Méndez, Carlos Tenorio y Cristián Mora fueron dirigidos por él en las selecciones menores.

El estratega europeo basó su trabajo en lo conceptual. Enseño al futbolista a aprovechar sus características físicas dentro del campo. Agustín Delgado fue llevado del centro de la defensa al centro del ataque. Ulises de la Cruz fue retrasado del ataque a la banda, al igual que Carlos Muñoz.

Tras Dusan, llegó ‘Pacho’ Maturana’. El colombiano hizo de Quito, la sede de la Selección en busca de aprovechar la altura. Tras el fracaso en la clasificación a Francia 1998, quedó una sensación extraña, nuevamente se falló pero esa vez se jugó bien.

Llegó el ecuatoriano Carlos Sevilla a continuar el trabajo. Su período fue corto pero forjó la base de jugadores que alcanzarían el primer Mundial. La posta la tomó el colombiano Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez.

Velocidad por las bandas, buen traslado de balón en el medio campo, seguridad en defensa y eficacia en ataque fue el sello del ‘Bolillo’ en el equipo. Ecuador clasificó al Mundial Corea-Japón 2002 en segundo lugar de Sudamérica, con 31 puntos.

Pero ahí recién arrancó el verdadero ascenso. Aunque con la Copa América 2004 volvió el mal sabor, se corrigió sobre la marcha. Gómez dejó el cargo y en su reemplazo acudió otro colombiano, Luis Fernando Suárez.

Suárez logró combinar la experiencia de los jugadores que clasificaron al Mundial 2002, con la vitalidad de nuevas figuras como Giovanni Espinoza, Walter Ayoví, Antonio Valencia y Segundo Castillo.

Se alcanzó la segunda clasificación mundialista. Además, en Alemania 2006 se hizo el mejor papel en un Mundial. Ecuador alcanzó los octavos de final, donde fue eliminado por Inglaterra.

Nuevamente la Copa América, que es el torneo en el que la Tricolor no ha podido aplicar su ascenso, sumada al mal arranque eliminatorio rumbo a Sudáfrica 2010, tumbó a Luis Fernando Suárez. Sixto Vizuete tomó el barco.

El estratega corrigió el mal arranque y puso a pelear nuevamente al equipo. Al final, la falta de experiencia del estratega y la falta de concentración del equipo, hicieron que Ecuador se quedará fuera de su tercer Mundial, por dos goles de Uruguay, en el último minuto.

La llegada, tras este fracaso, de Reinaldo Rueda generó críticas, la gente pedía un técnico de mayor jerarquía. Este rechazo se intensificó con un nuevo fracaso en Copa América. Pero el apoyo de los jugadores y la dirigencia hicieron que Rueda siguiera en al mando.

El táctico cafetero hizo un recambio en el seleccionado, se unieron jugadores como Alexander Domínguez, Juan Carlos Paredes, Frickson Erazo, entre otros. Una gran campaña en las eliminatorias tienen a la Tricolor a una victoria del tercer Mundial.

Hoy, Ecuador recibe a Uruguay, desde las 16:00, en el Estadio Olímpico Atahualpa. Un nuevo examen para analizar si el ascenso sigue o si se estancó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)