20 de June de 2010 00:00

El DT de los suizos les prohíbe la Internet y las visitas familiares

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Javier Piñeiro, El Mercurio, GDA. Desde Vanderbijlpark

‘Prohibido apostar dinero”, fue la orden perentoria de Ottmar Hitzfeld a sus futbolistas apenas llegaron al Emerald Resort & Casino, de Vanderbijlpark, el 10 de junio.

Pese a que el complejo tienta para animarse en la ruleta y los tragamonedas, el entrenador de Suiza no regala nada' Tal como en la cancha.

El adiestrador alemán estableció un régimen estricto: breves horarios para Internet, pocas llamadas telefónicas, nada de visitas familiares.

Ya en Europa, cuando el plantel se alistaba para el viaje a Sudáfrica, el germano dispuso que sus pupilos se alojaran en piezas individuales.

En Vanderbijlpark (80 kilómetros al sur de Johannesburgo) ha mantenido la medida, considerada por todos como inédita en la historia del combinado centroeuropeo.

“Estamos tranquilos y solo pensando en ganarle a Chile, que es un equipo duro. Este lugar es cómodo”, sostiene el zaguero Stephane Grichting.

Los jugadores suizos solo salen del complejo hotelero para entrenar en la cancha de la Universidad Tecnológica de Vaal (a 10 minutos en bus) y disputar los partidos de la Copa.

Pero no todo es fútbol: el viernes, como celebración por batir a España, Hitzfeld autorizó que los deportistas realizaran un breve recorrido en las inmediaciones del hotel. Pero bastó que un diario helvético captara fotos de la actividad para que el aparataje de seguridad de la federación le quitara el material gráfico al periódico que tenía la exclusiva.

El resguardo de la privacidad se ha mantenido con celo en Vanderbijlpark, a orillas del río Vaal.Y más después de que robaran en la habitación de un conocido presentador de TV que duerme en el mismo recinto.

Así, si se trata de observar jirafas o leones, los que más han visto son aquellos de piedra o metal que adornan un pequeño bulevar del complejo y los que expenden en una feria artesanal del mismo Emerald. Y según los comerciantes, casi ni compran: solo Alexander Frei se animó con un hipopótamo para adornar el living.

¿Y hay música? En el bus o las piezas cada uno escucha con sus audífonos.

Minigolf y piscina temperada completan cada jornada de los suizos, previo visado del DT. Porque, como dijo Hitzfeld, la “Schweizer Nati” no vino a pasear a Sudáfrica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)