19 de December de 2010 00:00

El directivo vive un mes de presión

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

Byron Jara se sinceró. El Gerente de El Nacional confesó que diciembre es uno de los meses más duros para los directivos. El armar un equipo para el próximo año demanda de muchas horas de trabajo, de muchas llamadas telefónicas y de negociaciones intensas.

Mientras hacía esa confesión, su teléfono Nokia negro no paraba de sonar y vibrar sobre su escritorio, en el ala oeste de la sede del equipo, en Jipijapa. De pronto, su secretaria lo interrumpió: tenía que firmar unos documentos para finiquitar el acuerdo con la Universidad Católica para adquirir al lateral manabita Hugo Vélez.En la mañana del pasado jueves, el Comandante de Marina intentaba darse abasto con sus asuntos pendientes. Ese día, tras atender a este Diario, recibió en su despacho a Vélez, quien llegó acompañado del empresario Rodrigo Espinosa y de Luis Macías, ex delantero de Barcelona.

Los dos jugadores están cerca de vincularse al cuadro criollo. Antes de ir a la oficina del directivo tuvieron que hacerse una revisión médica en el Hospital Militar. Ese es el requisito previo para firmar un contrato.

Tras la reunión, que duró una hora, se determinó que Vélez tenía listo todo para suscribir un convenio. En cambio, Macías debía realizarse una nueva resonancia, porque en la revisión médica se determinó que tenía una lesión en el tobillo derecho.

Jara contó que el trabajo es intenso. “Pero somos militares y estamos preparados para ello”. El proceso para armar el equipo del próximo año empezó a finales del torneo 2010, cuando el técnico Mario Saralegui entregó su informe y los requerimientos para contratar jugadores en puestos claves: un golero, un defensa central y un delantero.

En ese momento empezó una búsqueda de los jugadores disponibles en el mercado. También empezaron a llegar las llamadas de los representantes de los jugadores.

“Los teléfonos no dejan de sonar con propuestas de empresarios que ofrecen jugadores. Nosotros escuchamos las propuestas y contratamos en función del presupuesto”.

Diciembre es un mes clave para negociar y los agentes de jugadores juegan un papel fundamental. Alfonso Harb es el titular de la Comisión de fútbol del cuadro torero. Barcelona ha fichado hasta el momento a 10 jugadores para la próxima temporada. Harb dice que en ocasiones ha tenido que apagar su teléfono o no contestar a números extraños, por la gran cantidad de llamadas con ofertas de jugadores. “Eduardo Maruri hace lo mismo. Hay una presión fuerte”.

Uno de los jugadores que llega al cuadro torero es Daniel Mina, ex volante del Macará y Deportivo Quito, quien se inició en el cuadro amarillo. Su empresario, Javier Bustamante, realizó continuos acercamientos con la directiva torera para finiquitar el acuerdo. Él confiesa que llamaba continuamente a Harb para lograr el acuerdo. “El hecho de que el técnico Rubén Insúa conozca al jugador ayudó mucho”.

Bustamante dice que en la mayoría de casos se establece un acuerdo del 12% de los ingresos de los jugadores como porcentaje a favor de los agentes. “El porcentaje puede variar”.

El contacto con los directivos -según reconoce Gustavo Lescovich-, empresario de jugadores, es clave en estas jornadas. Él y su socio Rodrigo Espinosa estuvieron el pasado lunes reunidos en la oficina de Rodrigo Paz, el directivo de Liga, para finiquitar la llegada de jugadores a la ‘U’.

La prioridad de esta semana en la tienda azucena era traer de regreso a Enrique Vera, desde el Atlas de México. Ese día, Paz llamó al jugador que estaba de vacaciones en Paraguay. “Verás que aquí pagamos buenos premios, tú sabes bien eso. Si todo sale bien te esperamos el 5 de enero. Saludos a tu esposa y a tus hijos”, le dijo el directivo.

Luego Lescovich lo llamó desde su celular para ultimar más detalles. Posteriormente, el empresario viajó el lunes en la noche hacia Argentina para buscar un acuerdo con el Estudiantes de La Plata para la continuidad de Juan Manuel Salgueiro.

Lescovich reconoció que los agentes utilizan algunas gestiones para cautivar a los dirigentes. Por ejemplo, cuando un equipo extranjero se fija en un jugador que milita en el torneo local, el agente invita a uno de sus directivos a que mire al jugador personalmente: se hace cargo de sus pasajes de avión, de su estadía y de la alimentación.

Fernando Mantilla, presidente de Deportivo Quito, reconoce la importancia de los intermediarios en las negociaciones que se realizan en la pretemporada. Sin embargo, el dirigente sostiene que en el caso del cuadro chulla, la clave es realizar las compras de jugadores a tiempo. No necesariamente en diciembre.

“Ya tenemos el 99% del equipo del 2011”, confiesa en su cómoda oficina en Seguros Colonial.

Deportivo Quito anunció la contratación de ocho jugadores para la próxima campaña. “Nuestro trabajo lo empezamos en julio. Lo primero que hicimos es asegurar a los jugadores que teníamos en la plantilla. A la mayoría les hicimos contratos de dos y tres años. Queremos darles estabilidad”.

Luego de asegurar a sus jugadores, los directivos azulgranas empezaron a buscar en el mercado local. Principalmente, se busca a los jugadores cuyos contratos estén a punto de concluir. Eso hace que la negociación sea más rápida. Así llegó, por ejemplo, Xavier Klimowicz. De esa misma forma también se fue Geovanny Caicedo, quien el próximo año se irá a la ‘U’.

Marcelo Pérez, titular del Olmedo, optó por contratar a jugadores que actuaron en la Serie B, como el delantero de Grecia, César Moreira. Dice que los precios en el mercado local están elevados y por ello su equipo apostará por encontrar talentos rendidores a precios no tan altos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)