13 de March de 2012 15:23

Dilma Rousseff se reunirá con presidente de la FIFA el viernes en Brasilia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se reunirá con el presidente  de la FIFA, Joseph Blatter, el próximo viernes en el palacio presidencial en Brasilia, informaron ambas instituciones este martes.

La reunión tendría como objetivo poner fin a los desentendimientos entre el gobierno brasileño y la FIFA después de las declaraciones explosivas del secretario general del organismo deportivo, Jerome Valcke, que llevaron a Brasil a desconocerlo como interlocutor para la Copa del Mundo 2014. El ministro de Deportes, Aldo Rebelo, también asistirá a la reunión, informó la FIFA en un comunicado.

"El principal punto de la agenda es la Copa del Mundo de la FIFA 2014" que se celebrará en Brasil, según la Federación Internacional de Fútbol. La controversia entre Brasil y la FIFA se desató hace diez días, cuando el secretario general de la entidad del fútbol mundial declaró que el país necesitaba "una patada..." para acelerar los preparativos del Mundial, a lo que el gobierno brasileño reaccionó informando que no aceptaría más a Valcke como interlocutor.

La FIFA se disculpó y el viernes pasado pospuso el viaje de su secretario a Brasil, hasta que se realizara la reunión de Blatter con Rousseff. "El incidente está cerrado" , había asegurado el viernes el ministro de Deportes brasileño. Un gran tema que ha enfrentado a la FIFA con Brasil es la demora en la aprobación en el Parlamento de la Ley de la Copa, exigencia del organismo mundial.

En esa ley, la FIFA quiere garantías de que será autorizada la venta de bebidas alcohólicas en los estadios ya que tiene entre sus auspiciantes a una gran cervecera, y también que Brasil asumirá el seguro por eventuales desastres naturales. La Cámara de Diputados no ha definido cuando votará la ley, que debía pasar por el plenario esta semana, y el gobierno quería resolver el asunto en marzo. Otra gran cuestión para la FIFA es el ritmo de las obras en los 12 estadios e infraestructuras para el Mundial, que Brasil asegura están bajo control.

La reunión de Blatter y Rousseff fue anunciada un día después de que Ricardo Teixeira, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) por 23 años y bajo un fuego cruzado de denuncias de corrupción, abandonara el cargo. Rousseff mantenía distancia con Teixeira, que también lideraba el Comité Organizador Local de la Copa del Mundo-2014.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)