31 de May de 2010 00:00

Dep. Quito fue pragmático y venció a la U. Católica

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Fabián Alarcón V.

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Para el técnico de Deportivo Quito Rubén Darío Insúa, la meta del equipo en la primera fase es clasificarse a la Copa Sudamericana.

El triunfo que consiguió la noche del pasado sábado sobre Universidad Católica (2-0) confirmó esta intención. La victoria marcó la recuperación del bicampeón ecuatoriano, que tiene 25 puntos y busca uno de los tres cupos que tiene Ecuador para la Copa (Liga ingresa directo como campeón del torneo internacional).La noche del sábado, tras el pitazo del árbitro José Carpio, los jugadores chullas se abrazaron efusivamente en la cancha y aplaudieron a los hinchas que los acompañaron en la preferencia del estadio Olímpico Atahualpa.

Los chullas vencieron con los tantos de Isaac Mina y Marcos Pirchio y su hinchada está ilusionada por el momento del equipo.

Pese a ello, el sábado, Deportivo Quito fue un equipo sin ideas creativas. Mauricio Donoso, llamado a ser el eje del equipo, tuvo una noche de altibajos. Se extrañaron sus pases gol y sus remates de media distancia.

La ausencia de Luis Fernando Saritama también conspiró para que el club de la Plaza del Teatro careciera de creatividad. El volante lojano fue expulsado la semana pasada en Ambato.

Universidad Católica, al contrario de los chullas, se mostró durante la primera etapa como un equipo sólido en la defensa y peligroso en el ataque. Los males para el Deportivo Quito aumentaron cuando el ariete azulgrana Iván Borghello pidió cambio por una lesión, a los 16 minutos.

En la Universidad Católica, el colombiano Omar Guerra fue el delantero más peligroso con sus desbordes por el costado izquierdo. Juan Carlos Paredes y Geovanny Caicedo debieron multiplicar sus esfuerzos para tratar de frenar al hábil colombiano.

En el ‘Trencito Azul’ también se sumaron Christian Hermosilla y el volante chileno Luis Núñez, quienes intentaron vencer al golero Johvanni Ibarra con remates de media y larga distancias.

La opción más clara fue un tiro del zaguero Juan Triviño, quien intentó sorprender a Ibarra, quien estaba un poco salido de su arco. El golero reaccionó a tiempo y sacó el balón con los dedos.

En el primer tiempo, las emociones fueron escasas y el partido era aburrido y monótono.

En la segunda etapa, el Deportivo Quito pudo desequilibrar el juego, por la gran capacidad de cabeceo de sus jugadores. Este recurso es uno de los que más practica el técnico Insúa durante la semana en los entrenamientos.

En el minuto 68, Michael Arroyo cobró un tiro de esquina, el golero Humberto Pretti no alcanzó a rechazar e Isaac Mina cabeceó en el área para marcar el 1-0.

Deportivo Quito se adelantó en el marcador, aunque no había demostrado mucho hasta ese momento. Los jugadores de la Católica se habían agrupado bien en la defensa y dejaban pocos espacios para las maniobras chullas.

Tras el tanto, Universidad Católica adelantó sus líneas y, por momentos, arrinconó a su rival. Estuvo a punto de igualar con el cabezazo de Guerra, pero su remate salió desviado, en el minuto 78.

En los últimos minutos parecía que el marcador no iba a modificarse. Sin embargo, en el último minuto adicional llegó el segundo tanto, gracias a Pirchio.

Paredes desbordó y sacó un remate que se rebotó en el vertical. El balón quedó en poder de Pirchio, quien remató y logró la segunda conquista y la tranquilidad para el técnico Insúa.

La figura

Juan Paredes corrió toda la cancha

El lateral derecho apoyó en la ofensiva y defensiva del Deportivo Quito. Fue el jugador más desequilibrante de su equipo, que no tuvo claridad al atacar.

La contrafigura

Mauricio Donoso está lejos de su nivel

El volante chileno tuvo poca participación en la generación de juego de los chullas. En determinados momentos se dejó marcar con facilidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)