7 de November de 2011 00:01

¿la década maravillosa?

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hace 10 años, Ecuador logró el punto que necesitaba para clasificarse a su primer Mundial de fútbol. A pesar de que antes ya hubo campeones mundiales y olímpicos en otras disciplinas, los ecuatorianos nunca festejaron tanto un resultado futbolístico que, aunque no fue un triunfo, sirvió para romper con la historia. ¡Ir al Mundial era como ganarlo!

Desde entonces, es obvio que el futbolista ecuatoriano es mucho más apreciado en el exterior y que el hincha se volvió más triunfalista y exigente. Antes del 7-11-2001, perder era lo más probable y no descomponía el almuerzo de nadie. Ahora, con tanto talento a disposición de los entrenadores y con Quito como superarma psicológica, es imperdonable ceder puntos de local, así sea con Brasil.

Después del gol de Kaviedes, Ecuador jugó los mundiales del 2002 y del 2006, acudió a tres mundiales de menores, muchos jugadores se fueron a Europa (ahora México es el destino de moda) y Liga conquistó cuatro trofeos internacionales. Muchos califican a estos años de maravillosos.

No es del todo cierto. Claro que subió el nivel, pero también es verdad que nuestro fútbol se mantiene estancado en una serie de rubros que da vergüenza enumerarlos: la violencia al estilo rioplatense avanza en las gradas, muchos estadios están mohosos, la liga profesional femenina nunca llegó, el chauvinismo nubla los análisis, nuestros entrenadores no dirigen en el exterior, nuestros árbitros no son excelentes y nuestros dirigentes, incluso los más sabios, han permitido la grondonización del fútbol. El gol de Kaviedes no cambió eso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)