6 de January de 2011 00:00

D. Quito muestra 10 caras nuevas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Michael Jackson Quiñónez, uno de los nuevos jugadores del Deportivo Quito, estaba sentado en la hielera ya vestido con ropa jean, gorra y camiseta casual. Eran casi las 10:00 y se reía porque se bromeaba con el DT argentino Fabián Bustos, quien se acercaba hacia él desde la media cancha.

Quiñónez, ex El Nacional, formó parte del primer grupo de futbolistas que se entrenó ayer en doble horario matutino (08:00 y 09:00) en el complejo Ney Mancheno Velasco, de Carcelén. El cuadro chulla cumplió su tercer día de trabajos de pretemporada bajo un intenso sol en la mañana y un frío que calaba en los huesos, en la tarde.

Los jugadores estaban dispersos porque así lo dispuso el cuerpo técnico en su organización de trabajo. Mientras unos se ejercitaban en la cancha, otros lo hacían en el gimnasio dentro del complejo. Dentro de estos grupos, los futbolistas se juntaban por afinidad, pues al cuadro de la Plaza del Teatro ingresaron 10 nuevos integrantes.

Adrián Bone (arquero), Marcelo Elizaga (arquero), Quiñónez (volante), Mariano Mina (defensa), Gustavo Rodas (volante argentino), Maximiliano Bevacqua (delantero argentino), Deison Méndez (defensa), Santiago Morales (volante), Jesús Alcívar (volante) y Luis Perea (delantero colombiano) fueron contratados por la directiva.

Ellos se unieron a jugadores como Luis Saritama, Luis Checa, Johvani Ibarra, José Aguirre, Segundo Castillo... que ya estuvieron la temporada pasada en el club capitalino.

“Enfrenté a algunos y fui compañero de otros. Al final, el fútbol deja amigos”, resaltó Michael Jackson Quiñónez.

“Queremos que todos se lleven bien, hacer de este equipo una gran familia. Por eso decidimos viajar a Ibarra, más que por otra cosa”, expresó Bustos, al final del entrenamiento de la mañana.

El DT argentino, que dirigió al Manta FC en el 2008 y 2009, viajará esta tarde con sus dirigidos hacia la capital imbabureña, en donde continuará con la pretemporada. Allí estarán hasta el próximo domingo en la tarde, cuando regresarán a Quito. En ese lapso, el adiestrador realizará actividades deportivas y lúdicas que fomenten la unión del plantel.

“No conozco a todos. Con (Marcelo) Elizaga compartí la última convocatoria a la Selección y sé que es una gran persona y profesional. Espero que el grupo se consolide en este viaje a Ibarra”, expresó el meta Bone, de 22 años, quien atajó en Espoli.

Uno de los propósitos del Quito esta temporada es alcanzar su primer título internacional en la Copa Libertadores, meta que los directivos esperan que sirva para integrar al plantel. Esto motivó, por ejemplo, al delantero colombiano Perea para que se uniera.

El ariete cafetero, que ayer se ejercitó solo, marcó 23 goles el año pasado con el club peruano León de Huanuco. Él reveló que el presidente del Quito, Fernando Mantilla, indicó a su padre y representante, Luis Carlos Perea, que el gran primer objetivo es levantar la copa del máximo torneo regional de clubes.

“Me dijeron que quieren emular lo que ha hecho Liga, convertir al Deportivo Quito en uno de los grandes de América y eso me sedujo”, expresó el ariete de 24 años, hijo del ex seleccionado.

El presupuesto del Quito este año asciende a USD 4,5 millones, que supera los 3,5 millones que destinó en la temporada 2010. En la fase de repechaje de la Copa Libertadores, los azulgranas se enfrentarán con Independiente de Avellaneda, el 25 de enero, en el partido de ida. La revancha será en la capital ecuatoriana el 1 de febrero.

Los chullas solo jugarán dos partidos amistosos, el 15 y 19 de enero, como preparación para su debut en la Libertadores. Uno de estos encuentros sería ante El Nacional, en Cayambe, según dijo Ángel Sarzosa, presidente de los rojos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)