1 de September de 2013 12:27

¿Crisis en el fútbol ecuatoriano?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El retiro de la policía de los estadios para brindar seguridad, el asesinato de Mónica Gordón, candidata a dirigente del club Aucas, y la huelga del plantel y cuerpo técnico de Deportivo Quito, profundizaron la crisis que afecta al fútbol ecuatoriano.

Gordón, candidata a la presidencia del club de fútbol Aucas, fue asesinada el último jueves tras recibir dos disparos a quemarropa en Quito en presencia de sus dos hijos.

La directiva, quien iba a ser elegida ese mismo día nueva presidenta del club y se convertiría en la primera mujer en desempeñar ese rol en el fútbol local, buscaba fortalecer el equipo que se encuentra en la segunda división.

Su estrategia era renegociar las deudas, fortalecer la base de jugadores y remodelar el estadio del equipo.

“Esto te pasa por meterte con Aucas” , afirmó a Gordón su asesino antes de disparar, según dijo su padre, Ramiro.

El asesinato de Gordón ocurrió una semana antes de que la selección ecuatoriana enfrente a Colombia y a Bolivia por las fechas 15 y 16 de las eliminatorias sudamericanas.

Ecuador, dirigido por el colombiano Reinaldo Rueda, marcha en tercera posición con 21 puntos, los mismos que Chile, a cinco del líder Argentina y a dos del escolta Colombia.

Mientras, los clubes están en problemas tras la decisión del ministerio del Interior de suspender el apoyo de la policía en los estadios en cada partido por los incidentes que dejaron a un oficial herido el último fin de semana.

El último miércoles ya se disputó la décima fecha sin la custodia de policías, mientras los dirigentes analizan opciones para resguardar los estadios como la contratación de guardias privados, lo cual implicará mayores gastos.

En el partido entre Deportivo Quito y Liga de Quito, del domingo pasado, aficionados lanzaron a un policía a una fosa de tres metros de profundidad y le causaron politraumatismos.

Como consecuencia de esto, la Federación Ecuatoriana de Fútbol sancionó a los clubes con la prohibición de actuar con público sus próximos partidos y pidió disculpas a la policía.

Deportivo Quito enfrenta la huelga de sus jugadores y del técnico argentino Rubén Darío Insúa, quienes exigen el pago de al menos tres meses de salarios impagos.     Los jugadores del primer equipo del Deportivo Quito decidieron no viajar a la ciudad de Manta para el compromiso de este miércoles, por el torneo local, e intentaron dialogar con los directivos el jueves, pero no tuvieron respuesta.

Los dirigentes del equipo amenazaron con rescindir los contratos de varios jugadores del plantel, quienes cuentan con el apoyo del gremio ecuatoriano de futbolistas.

El presidente del club, Fernando Mantilla, calificó de "chantaje" la decisión de los jugadores y anunció que no habrá ningún pago de lo reclamado por el plantel.

Paúl Briz, exeditor de Deportes del diario El Comercio, dijo en entrevista con ANSA que el fútbol local “está atravesando una crisis organizacional como nunca antes y pronto se va a ver reflejado en los resultados de la selección y en el desempeño de los equipos a nivel local que ya se está viendo” .  

Según Briz, el problema se concentra en la Federación, que “debe tomar medidas duras, como que el equipo que no paga a sus jugadores no puede jugar, obligar a los equipos que organicen la seguridad, que coordinen con la policía” .  

Si la Federación no toma medidas urgentes, dijo Briz, “la situación se va a salir de las manos, habrá menos gente en los estadios, habrá más problemas económicos, más violencia, en un círculo vicioso que no terminará nunca” .   Briz dijo que la muerte de Gordón y la agresión al policía
“son una alerta, son cuestiones que el fútbol ecuatoriano nunca había vivido y que si no se detienen a tiempo, sólo van a aumentar” .  

Además, sostuvo que los dirigentes, policías y Federación deben reunirse “de forma urgente para encontrar soluciones” con el ministerio del Interior, porque sin seguridad policial, en partidos como Barcelona-Emelec, en Guayaquil, “puede haber muertos, puede ser una guerra, una batalla campal” .  

Sobre los problemas de Deportivo Quito, opinó que se debe a “dirigentes improvisados” , quienes buscan resultados inmediatos para lo cual pagan “sueldos absurdamente altos para el fútbol ecuatoriano y que no están en la realidad del país” .  “Son pocos los equipos serios que pagan menos, pero cumplen mensualmente” , completó Briz.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)