12 de December de 2013 00:02

La crisis del Cuenca lo obliga a buscar entrenador nacional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El déficit de USD 2,2 millones y los cuatro meses de salarios atrasados obligan a los dirigentes del Deportivo Cuenca a tomar medidas, como aminorar el presupuesto del 2014. Entre las pretensiones está buscar un cuerpo técnico ecuatoriano y nacionalizar el arco.

Según la dirigencia, se adeuda cuatro meses de salarios a los jugadores que ganaban más de USD 1 500 y tres meses a quienes cobraban menos de ese monto. Se pensaba cancelar entre ayer y hoy un mes más de sueldos con el dinero ofrecido por la Ecuafútbol del adelanto por la clasificación de la Selección al Mundial de Fútbol en Brasil. Sin embargo, se conoció que no se entregó ese dinero.

La situación del Cuenca está incluida en el reclamo de los futbolistas a los clubes de las Series A y B, que llega a los USD 12 millones, por salarios atrasados de este año.

En este caso, Jorge Guzmán, gerente del gremio, planteó ayer la posibilidad de ir al Ministerio de Relaciones Laborales en caso que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) no se pronuncie. "Hay un silencio sepulcral de la FEF", admitió el directivo.

En el Cuenca, Andrés López aseguró que este 31 de diciembre se cumplirán cinco meses de salarios atrasados. Él está agradecido con el club y no quiere demandarlo.

Por la falta de respuesta oportuna, varios jugadores solicitaron el pago de sus sueldos a través de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Es el caso de González y Cano. Este último anunció que si no se cubren todas las deudas atrasadas lo más pronto posible pudiera quedar como jugador libre.

Por la situación económica y ciertas diferencias con la dirigencia, la mayoría de jugadores que actuó este año dejaría el plantel. Es el caso de Andrés López y Gregory González, de los volantes Fernando Fajardo y Mario Barrionuevo, de los delanteros Víctor Estupiñán, Javier Charcopa y Byron Cano, entre otros. Algunos de ellos aún tienen contratos con el club. Édder Fuertes arregló con el Quito.

Otro contratiempo que afronta el 'Expreso Austral' es la sanción de jugar un partido sin público en el estadio Alejandro Serrano en la primera fecha del 2014. Esto se debe al lanzamiento de objetos con impacto (rollos de papel) registrado el domingo ante El Nacional.

Con la nueva propuesta de los dirigentes azuayos, el técnico argentino Fabián Frías quedó sin la posibilidad de renovar su contrato. En una reunión se analizó su campaña y no convenció, puesto que en los 32 partidos que dirigió acumuló 39 puntos de los 96 en disputa. Es más, el equipo no pudo ganar en las últimas 12 fechas.

Hermel López, vicepresidente del 'Expreso Austral', sostuvo que el nuevo estratega "debe conocer el medio y ser muy táctico". Hasta ayer se promocionaron dos nombres: Álex Aguinaga y Paúl Vélez. El primero quedó descartado tras su ratificación en Liga de Loja.

Liga de Loja, por su parte, debe dos meses de sueldos a la mayoría de jugadores, salvo quienes abandonaron el país como el arquero colombiano ecuatoriano Luis Fernández, quien contó a este Diario que está al día en sus pagos. El golero fue ratificado por el conjunto lojano aunque también conversó con la dirigencia del Cuenca, según lo confirmó el propio jugador.

Jaime Villavicencio, presidente del equipo lojano, confirmó que la deuda es de dos meses y está en desacuerdo con las exigencias planteadas por la Agremiación de Futbolistas Ecuatorianos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)