5 de December de 2011 12:01

La corona que rompió con la historia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El 2008 pasará a la historia como el año en que el fútbol ecuatoriano obtuvo su trofeo más importante: la Copa Libertadores. Liga de Quito se impuso en la definición por penales a Fluminense en el Maracaná y rompió con la historia.

El cotejo final en el templo del fútbol brasileño fue emotivo, con el arquero José Francisco Cevallos deteniendo el disparo de Washington, el DT Edgardo Bauza llorando en la banca de suplentes (se negó a ver los penales) y un puñado de fanáticos de Liga celebrando el nuevo ‘maracanazo’.

Las imágenes de los albos recibiendo el trofeo de la Libertadores (mientras estallaba el confeti con los colores del equipo local, que delató el triunfalismo de los locales) coronaron una campaña emocionante e histórica.

Liga pasó a octavos de final como el tercer mejor segundo de la fase de grupos. Para llegar a la final, debió eliminar a Estudiantes de La Plata, luego a San Lorenzo y finalmente al América.

En estos partidos fueron claves Luis Bolaños (autor de cinco goles), Patricio Urrutia (autor de otros cuatro), Norberto Araujo, Joffre Guerrón (declarado el mejor jugador del torneo), Claudio Bieler , Damián Manso y Enrique Vera, quien gracias a esta gesta saltó a la Selección paraguaya.

Otro jugador estelar fue el arquero José Francisco Cevallos, que se lució en la definición por penales con San Lorenzo y que había sido contratado por Rodrigo Paz, el máximo dirigente de la ‘U’, a pesar de que no le tenía demasiado cariño por su evidente pasado en Barcelona.

El destino quiso que el rival de la gran final fuera el Fluminense, con el cual ya se había enfrentado Liga en la fase de grupos. Los cariocas, que en esa fase empataron 0-0 en Quito, ganaron la llave y además fueron el equipo de mejor rendimiento de la Copa.

En la final de ida, en Quito, Liga atacó sin cuartel y logró cuatro goles en el primer tiempo. Fluminense, que había marcado un tanto a los 12 minutos, logró recuperarse en el segundo tiempo y dejó el marcador en 4-2.

En la revancha, Liga sorprendió con un gol de Bolaños a los 6 minutos, por lo que Fluminense debió trabajar a fondo para poner las cosas 3-1 y forzar los alargues y, finalmente, los penales. Aunque, en realidad, Bieler marcó un gol legítimo que fue anulado. Si el juez lo hubiera validado, los penales jamás habrían ocurrido.

En la definición, Liga fue casi impecable, con aciertos de Urrutia, Bolaños y Franklin Salas, y una falla de Jairo Campos, dfensa que también cumplió con un gran torneo. Los cariocas solamente marcaron un tanto, pues Cevallos, con su show antes de cada disparo (rezaba en las mallas y pedía fuerzas a Dios y a su fallecido padre), paró tres lanzamientos y dio la corona a la ‘U’.

Lo que siguió fueron días de festejos, una gira nacional de la Copa por el país y el viaje al Mundial de Clubes en Japón.

TESTIMONIO

‘Regalé la copa  del ‘Pato’

Juan Barriga. Médico de Liga

El título de la  Libertadores contra Fluminense ganado en Brasil me dejó una anécdota inolvidable. Recuerdo que le entregaron una copa personal al capitán, Patricio Urrutia.
 
Fue un trofeo pequeño muy diferente al que entregaron al equipo. En la emoción, Urrutia me obsequió la copa a mí. Nos dimos la vuelta olímpica con el público que estaba presente y que festejaba en el estadio Maracaná.

Había más de 3 000 personas. Estaba emocionado y yo también decidí regalar la copa a alguien del público. Cuando estábamos de regreso a Ecuador, en el avión, el ‘Pato’ me preguntó:  “¿Y mi copa?”. Le dije: “tú me regalaste”.

Respondió que sí, pero insistía en saber dónde estaba el trofeo. Hasta ahora,  Urrutia sigue llorando por ese trofeo. Se hizo una campaña y se descubrió que un hincha la tiene en un pedestal.    

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)