Tiempo de lectura: 2' 6'' No. de palabras: 316

El trofeo que la FIFA entregará al próximo campeón del mundo en 2014 comenzó hoy, jueves 12 de septiembre, su gira internacional en Río de Janeiro, sede de la final, de la mano de cinco exfutbolistas brasileños que ganaron al menos un título mundial.

Mario 'Lobo' Zagallo, dueño de dos mundiales como jugador (1958 y 1962), uno como seleccionador (1970) y otro como auxiliar técnico (1994), Amarildo (1962), Rivelino (1970), Bebeto (1994) y Marcos (2002) se encargaron de presentar el trofeo.

El acto se celebró a los pies de la icónica estatua del Cristo Redentor, en lo alto de la montaña del Corcovado, desde donde se divisa en toda su plenitud el estadio Maracaná, donde el 13 de julio de 2014 se coronará el próximo campeón.

Hasta el próximo 12 de junio de 2014, cuando comenzará la competición, la copa recorrerá 150.000 kilómetros, por 89 países, y la podrán admirar cerca de un millón de aficionados, según cálculos de los organizadores.

El director del Comité Organizador Local del Mundial, Ricardo Trade, afirmó que la gira del trofeo se ha convertido ya en una "tradición" que le permite al aficionado "sentir el gusto del Mundial". "Es un honor estar con estos exfutbolistas que representan nuestros cinco títulos mundiales", dijo Zagallo, único hombre cuatro veces campeón mundial en la historia del fútbol.

El director de Marketing de la FIFA, Thierry Weil, resaltó que el atractivo de realizar un Mundial en el "país del fútbol" está teniendo repercusión en la venta de entradas, que ya superan los 4 millones de solicitudes.

El viceministro del Deporte, Luís Fernandes, reiteró que la Copa Confederaciones "fue un éxito" a pesar de que la organización tuvo que lidiar con las "inesperadas" manifestaciones populares que ocurrieron al tiempo de la competición y garantizó que el país estará preparado para el Mundial.

Califique
2
( votos)