2 de June de 2011 09:39

Conmebol y Concacaf curan sus heridas tras tormenta en la FIFA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Conmebol y la Concacaf, las dos confederaciones del continente americano, afrontan el cuarto mandato de Joseph Blatter al frente de la FIFA curándose las heridas, tras unos meses movidos entre denuncias de presuntos casos de corrupción.

En la Conmebol existe en este momento más tranquilidad que en la Concacaf, sobre todo después de que la FIFA anunciara el lunes que archivó por falta de pruebas el caso de las acusaciones de presunta corrupción contra algunos miembros del organismo, entre ellos Nicolás Leoz y Ricardo Teixeira.

El ex presidente de la candidatura inglesa al Mundial-2018, David Triesman, había acusado de corrupción a los titulares de la Conmebol -el paraguayo Nicolás Leoz-, de la Concacaf -el trinitense Jack Warner-, de la Confederación Brasileña (CBF) -Ricardo Teixeira- y de la federación tailandesa -Worawi Makudi.

Esta beligerancia por parte inglesa ha dejado heridas entre los dirigentes sudamericanos contra la federación y la prensa de ese país.

" Si usted viene de un diario inglés no le hago declaraciones " , decía el presidente de la federación argentina, Julio Grondona, el miércoles tras la reelección de Blatter al frente del organismo.

Antes, en su alocución en el congreso, había atacado con fiereza a la federación y prensa inglesas.

" (Inglaterra) sabe que a partir de 1974, con Joao Havelange y luego con Joseph Blatter, tenemos la fortuna de estar todos los continentes representados, porque antes sólo jugaban Sudamérica y Europa, y parece que eso no le gustó a ese país ni le sigue gustando " , señaló el presidente de la AFA.

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Luis Chiriboga, también mostró su malestar con determinada prensa que había puesto en entredicho a dirigentes de la Conmebol.

" Ha habido informaciones por parte de periodistas alemanes e ingleses que no aportan pruebas y eso no está bien " , afirmó Chiriboga.

La desconfianza de la Conmebol tras los ataques sufridos por algunos de sus miembros se transforma en crisis en el seno de la Concacaf, después de que su presidente, el trinitense Jack Warner, fuera suspendido provisionalmente por un presunto intento de soborno.

La denuncia sobre Warner se refiere a un presunto intento de soborno a dos miembros caribeños para que votaran por el catarí Mohamed Bin Hammam, también suspendido provisionalmente, que se presentaba como rival de Blatter en las elecciones de la FIFA y que acabó retirándose.

Por otra parte, también corre riesgo el puesto del actual secretario de la Concacaf, el estadounidense Chuck Blazer, que fue quien presentó un informe sobre el presunto intento de soborno a los miembros caribeños, lo cual desembocó en la suspensión de Warner.

El trinitense amenazó tras su castigo con revelar informaciones que provocarían un " tsunami " que haría temblar a la FIFA.

Primero habló de una " donación " de Joseph Blatter de un millón de dólares a la Concacaf el pasado 3 de mayo.

Blatter habló el lunes, sin especificar si se trataba de una respuesta a la denuncia de Warner, de la puesta en marcha y desarrollo de dos proyectos 'Goal', una iniciativa de la FIFA para el desarrollo del fútbol, dotado de 500.000 dólares, con motivo del 50º aniversario de la Concacaf.

Por el momento, el barbadense Lisle Austin es el presidente interino de una Concacaf que parece haber entrado en un auténtico 'tsunami'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)