8 de October de 2013 10:17

La Confederación Brasileña de Fútbol atiende las propuestas de los renegados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), José Maria Marin, dijo que está trabajando para alterar el calendario del Campeonato Brasileño para 2014, tal como demanda el movimiento de jugadores denominado "Bom Senso F.C." (Sensatez F.C.), aseguró hoy el diario 'Folha de Sao Paulo'.

De acuerdo con el rotativo, así lo manifestó el dirigente a los representantes de los cerca de 800 jugadores que apoyan el movimiento, durante una reunión que mantuvieron el lunes en la sede de la entidad, en Río de Janeiro.

Los jugadores Clarence Seedorf, del Botafogo; Juninho Pernambucano y Cris, del Vasco da Gama; Paulo André, del Corinthians; y el guardameta Dida, del Gremio; fueron los representantes de los futbolistas en la cita, en la que Marin estaba acompañado por su vice, Marco Polo del Nero, quien también preside la Federación Paulista.

Los futbolistas entregaron un documento con cinco demandas puntuales a la entidad: 30 días de vacaciones, un mayor periodo de pretemporada al propuesto, un máximo de siete partidos cada 30 días, la adopción del llamado "fair play financiero" y que delegaciones de jugadores, entrenadores y ejecutivos de los clubes tengan representación en los consejos técnicos de las competiciones y las federaciones.

Según 'Folha', Marin les dijo a los jugadores que está negociando con los clubes y las emisoras que ostentan los derechos de trasmisión de los partidos, la posibilidad de aplazar el inicio del "Brasileirao" en 2014, y así poder atender las demandas.

Debido a que a mediados del año que viene el torneo será interrumpido durante 45 días para la organización del Mundial, la CBF estableció como comienzo de temporada el 8 de enero. Tras la protesta de los jugadores, la idea es que comience el 19 de enero, con lo cual los jugadores tendrían 30 días de vacaciones y diez de pretemporada.

"En dos semanas seremos llamados para conversar sobre los puntos y comenzar a definir objetivos y metas ya para el año que viene", dijo Paulo André. "Nosotros dejamos la pelota en los pies de la CBF para que tome posición y nos muestre actitudes beneficiosas para el fútbol brasileño", añadió. El movimiento fue lanzado hace dos semanas y ya cuenta con el apoyo de unos 800 jugadores de primera y segunda división del "Brasileirao".

En la página web de la CBF, Marin manifestó: "Me gustó mucho la reunión. Los jugadores se mostraron equilibrados y dispuestos a entender que algunos cambios no pueden realizarse de un día para otro. Lo más importante es que hubo consenso de que la CBF tiene como mayor objetivo hacer todo lo posible en beneficio del fútbol brasileño".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)