14 de July de 2011 00:25

En Colombia predominan la unión, disciplina y la alegría

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Colombia, que hizo de esta sede su búnker durante la Copa América, desanda los últimos días de estadía en la ciudad.

Hoy, la delegación se trasladará a Córdoba para jugar los cuartos de final. Entonces, el Hotel Holiday Inn dejará de exhibir la bandera tricolor en la entrada, aunque atesorará los recuerdos de un grupo disciplinado, sociable y divertido. Que en la intimidad guarda líderes insospechados, esos que ayudan a que el aburrimiento de una concentración no los invada ni los afecte.

Con 24 años, Pablo Armero es uno de los referentes de la renovación que ensaya el DT Hernán Gómez, aunque también es el exponente de la diversión. La inconfundible sonrisa dibujada en su rostro es sinónimo de que está jugándole una broma a sus compañeros. Las muecas y las imitaciones forman parte del repertorio del lateral de Udinese.

En Rodallega y Zúñiga tiene a sus compinches, y entre los tres son los que con salsas, reggaetón y vallenatos musicalizan el vestuario. Al momento de enseñar estrafalarios pasos de baile, Juan Cuadrado, con 22 años es el benjamín del plantel, intenta hacerle sombra a Armero.

“Pablito es el que prende a todos, siempre contagia. Irradia felicidad. No hay quien le gane”, lo define Elkin Soto, compañero de habitación de Armero.

“Es un berraco para bailar y para escuchar música”, comenta el médico Carlos Ulloa, también el encargado de coordinar con los cocineros del hotel el menú, que todos los días incluye pastas, pollo, carne y pescado.

En la vereda de enfrente del trío revoltoso se ubican Falcao y Jackson Martínez, que en los ratos libres prefieren la lectura. El ‘Tigre’, además, no se separa de su BlackBerry.

Zúñiga es el Rey del PlayStation, mientras que nadie quiere publicitar quién es el jugador imbatible cuando los mazos de cartas amenizan la jornada. El juego preferido es el fierro , una variante del póquer.

Los futbolistas ocupan el segundo y el tercer piso; desayunan, almuerzan, meriendan y cenan en el salón A del centro de convenciones del hotel. El cumplimiento de los horarios, una regla de oro que incluye a toda la delegación, también una disposición del ‘Bolillo’ y su ayudante Leonel Álvarez. Por ejemplo, a las 22:00, ningún jugador puede estar fuera de su habitación.

En tema comunicación las normas son rígidas: ningún jugador puede transgredir las normas, por muy amigo que sea del periodista. Todos los contactos se producen en la cancha de Unión, sitio de la práctica, y la lista de quienes hablarán la hacen el DT y Mauricio Correa, de prensa.

La logística de cada práctica la diseñan Torres, el kinesiólogo Iván Rendón, el fisioterapeuta Carlos Entrena, y Amaral, que es una rueda de auxilio, y también el peluquero de Armero, Zúñiga, Ramos, Perea, Mosquera... .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)