18 de August de 2013 16:11

Con Casillas en el banco, Real Madrid sufrió para ganar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Real Madrid sufrió hoy para ganar 2-1 al Betis en el arranque de la Liga española, en el que el equipo blanco necesitó el talento del joven Isco para resolver el triunfo a tres minutos del final.

Carlo Ancelotti debutó como técnico del Real Madrid en un partido oficial y quedó claro que todavía le queda mucho trabajo para ensamblar a un equipo que quiere jugar diferente al de los últimos tres años bajo el mando de José Mourinho.

El conjunto capitalino ahora quiere la posesión, pero sufre en defensa. La primera noticia de la noche estuvo en la alineación, porque Ancelotti dejó fuera del equipo a Iker Casillas. Igual que su antecesor Mourinho, eligió a Diego López para defender el arco.

Lo que sucedió en la primera parte no fue atribuible a un jugador en concreto, sino a todo el equipo del Real Madrid. También al Betis, que acumuló suficientes méritos para irse con ventaja al decanso, algo que no consiguió por esas cosas que tiene el fútbol.

Ancelotti propuso una alineación ofensiva, con Sami Khedira como único medio centro, y situando a Mesut Özil, Isco y Luka Modric por delante. El problema fue que el balón pasó muy poco por los jugadores con talento creativo.

El Betis nunca aceptó un papel de víctima y se mantuvo fiel a la atrevida filosofía de su técnico, Pepe Mel, quien puso a muchos jugadores en campo del Real Madrid para complicar la salida de balón de los blancos. Y lo consiguió. López tuvo que realizar dos intervenciones antes de que llegara el gol visitante. A los 13 minutos, Cedrick dejó atrás a Sergio Ramos con un eléctrico cambio de ritmo y cedió para que Jorge Molina rematara a la red en difícil posición.

El Real Madrid pasó desconcertado la mayor parte de la primera mitad y sólo creó peligro con los chispazos de Isco y las subidas de Marcelo. Pero a los 26 minutos Isco se inventó un gran pase sobre Benzema, quien se resarció de errores anteriores con un potente remate a la red. Aunque el escenario del partido no varió, porque el Betis siguió jugando cómodo. Y pudo recuperar la delantera en el marcador a los 33 minutos, con un cabezazo de Nosa al larguero.

El Real Madrid casi agradeció el empate al descanso. Mejoró el equipo blanco en la segunda parte, con una presión más sincronizada y, sobre todo, mayor ambición. Con Cristiano Ronaldo discreto en su partido 200 en el club, Isco y Marcelo siguieron llevando el mando ante un Betis que cada minuto vivió más cerca de su propio área. Cristiano Ronaldo mandó al palo y Benzema tuvo más ocasiones.

Pero fue Isco quien resolvió. A los 42 minutos, Marcelo centró desde la izquierda y el pequeño Isco se elevó desde el punto de penal para cabecear impecable. Fue un gol importante para el jugador más importante del partido. A falta de un juego más constante, el Real Madrid comenzó la temporada con un triunfo al límite.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)