5 de May de 2012 15:06

El capitán alemán Philipp Lahm invita a Platini a pronunciarse sobre Ucrania

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El capitán de la selección alemana, Philipp Lahm, se unió hoy (sábado) a las críticas contra Ucrania por la situación de la líder opositora Yulia Timoshenko e invitó al presidente de la UEFA, Michel Platini, a pronunciarse sobre los déficits democráticos de Ucrania, organizador de la Eurocopa conjuntamente con Polonia.

"Mis posiciones sobre derechos fundamentales, derechos humanos, cuestiones como la libertad personal o la libertad de prensa no se corresponden con la situación de Ucrania", apunta el internacional alemán y jugador del Bayern Múnich, al semanario "Der Spiegel".

"El modo como tratan a Yulia Timoshenko no tiene nada que ver con lo que a mi entender es la democracia", prosigue, respecto a la situación de la exprimera ministra, encarcelada, en huelga de hambre y en precario estado de salud.

El capitán de la selección subcampeona de la Eurocopa 2008, tras España, invita a Platini a pronunciarse sobre el caso de Timoshenko, que ha motivado el boicot político al torneo por parte de destacados líderes europeos, entre ellos la canciller Angela Merkel.

"Creo que tiene que pronunciarse. Espero expectante lo que tiene que decir", añade el jugador, para añadir que es "inevitable" que la situación política del país empañe el discurrir del torneo.

La Eurocopa se abrirá el próximo 8 de junio en Varsovia, mientras que la final se disputará en Kiev, el 1 de julio.

Lahm deja abierto cuál será su proceder, en caso de que Alemania llegue a la final y deba estrechar la mano del presidente Viktor Viktor Yanukovich.

"Me lo tengo que pensar muy en serio. Por lo que sé, los honores al ganador en Kiev los hace solo gente de la UEFA", apunta.

Alemania impulsó hace unas semanas las presiones sobre el régimen de Yanukovich, a las que mientras tanto se han sumado líderes de toda Europa y Estados Unidos.

Timoshenko ha sido visitada repetidamente por médicos de la clínica universitaria de la Charité, en Berlín, quienes han constatado el alarmante estado de la política y reclamado la posibilidad de tratarla en Alemania, por considerar inviable que reciba la atención que precisa en su país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)