19 de November de 2012 00:03

Cañar vivió la fiesta del retorno del Municipal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El cantón Cañar aún festeja el retorno del Deportivo Municipal a la Serie B del fútbol ecuatoriano, tras dos años de ausencia. Con una fecha de anticipación alcanzó la meta anhelada por sus hinchas y planteada por jugadores, cuerpo técnico y dirigentes.

Escenas inolvidables se vivieron luego del triunfo por la mínima diferencia ante Delfín de Manta. El técnico Segundo Cirilo Montaño, David Vilela (goleador de la liguilla final con 7 tantos) y Mauricio Garcés (capitán) se juntaron en un abrazo y lloraron de felicidad. Xavier López se lanzó al piso y besó el césped.

Unos 4 000 hinchas estallaron en júbilo tras el pitazo final del árbitro Samuel Haro, quien también pitó en el primer ascenso del Cañar, en diciembre del 2006. En ese entonces, el conjunto cañarense venció al Valle del Chota, con gol de Jorge Quiñónez.

El pasado 17 de noviembre, en cambio, el autor del tanto fue Ítalo Cuero, quien a los 37 minutos sacó un potente remate desde fuera del área y acabó con las ilusiones de unos 400 hinchas manabitas, que llegaron hasta el estadio 26 de Enero de Cañar.

El Cañar ahora debe esperar al ganador del Grupo 1 para definir al campeón, ya sea con Aucas o Pilahuín Tío. De acuerdo con el calendario, el equipo clasificado del Grupo 1 iniciará como local el 2 de diciembre, luego será visitante el 9 del mismo mes. Esa fecha se jugará en Cañar.

Deportivo Municipal de Cañar basó su éxito en la contratación del técnico Montaño, un profesional experto en ascensos y que trabaja con jugadores “con hambre de gloria”, según el DT. Ya lo hizo en el 2006 con el mismo Cañar, luego con Rocafuerte en el 2008 y este año repite con el ‘Muni’, como lo conocen sus seguidores.

En la presente temporada ningún equipo se llevó un solo punto del estadio 26 de Enero, que está ubicado a 3150 metros sobre el nivel del mar. La altitud también fue un aliado con conjunto cañarense. De visitante perdió dos partidos: con Delfín en Manta y con Deportivo Coca en Orellana.

Otro factor determinante para el ascenso fue el apoyo de la dirigencia, que pagó a tiempo los sueldos y premios a los jugadores y el cuerpo técnico. También ubicó a 19 de sus integrantes en tres hoteles de la localidad: Cañar, Irene e Ingapirca. Todo el plantel almueza en un solo restaurante, pagado por el club.

Según Oswaldo Crespo, presidente de la Comisión de Fútbol, “el sueño de hinchas, jugadores, cuerpo técnico y dirigentes se hizo realidad”. Para ello se invirtió este año una cifra superior a los USD 200 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)