10 de May de 2010 00:00

La campaña contra el VIH aumentará

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

El Gobierno de Sudáfrica repartirá 43 millones de preservativos durante el Mundial. Las autoridades sanitarias pretenden evitar probables contagios del VIH/Sida, en el desarrollo de la Copa que empezará el 11 de junio.

“Sabemos que habrá muchos visitantes que vendrán aquí por sexo, no se puede ocultar eso”, reconoció Aaron Motsoaledi, el ministro de Salud d sudafricano.

La enfermedad es una auténtica epidemia en Sudáfrica, país que tiene 5,7 millones de personas infectadas. Cada día mueren mil personas. Cad año se contagia otro medio millón.

El impacto de la enfermedad se ha sentido con fuerza, pues los fallecidos suelen ser padres y sostenes de hogar. En este año los niños huérfanos por culpa del VIH/Sida se estiman en 1 200 000.

Los llamados Orfanatos del Sida son las entidades que los recogen, casi todos con presupuestos limitados por parte del Estado.

Miriam Mhazo, de la organización privada Salud Familiar, la cual difunde información y realiza exámenes de VIH/Sida en toda Sudáfrica, espera que el Mundial permita generar conciencia sobre la crisis sanitaria de su país.

Diversas organizaciones, tanto estatales como privadas, tienen listos amplios planes, enfocados sobre todo en la prevención. La ignorancia es el factor determinante del contagio, lo cual no sorprende en un país cuyo vicepresidente, Jacob Zuma, dijo en el 2006 que tomar una ducha sirve para prevenir contraer el virus. Zuma es el actual presidente, cargo que asumió el año pasado.

Zuma, polígamo declarado y padre de 20 hijos, fue severamente criticado por esta declaración, además de que su conducta (en ese año confesó que tuvo relaciones con una seropositiva que no era una de sus esposas) hace daño a las campañas de prevención.

La ministra de Salud del 2006, Manto Tshabalala-Msimang, dijo que el sida se curaba con una dieta de... ¡aceite de oliva, ajo y remolacha! Esas frases provocaron ironías en la comunidad mundial.

Con el Mundial, Zuma ha debido dar la importancia debida al tema sanitario. El Gobierno no consideraba que las muertes se debían al VIH/Sida, sino que oficialmente las atribuía a problemas de desnutrición y pobreza.

En el 2007, con la presión internacional en aumento, el Gobierno cambió de actitud, aunque el presidente Thabo Mbeki fue forzado a dimitir en el 2008 por su incompetente manejo del tema.

La organización Right to Care, uno de los mayores proveedores mundiales de tratamiento, información y exámenes del VIH/Sida, enfocará su campaña en las vuvuzelas. Son las infaltables y escandalosas trompetas que los hinchas sudafricanos hacen sonar en los estadios. Right to Care venderá vuvuzelas de color rojo y blanco para recaudar fondos en beneficio de los contagiados.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) se apoya en estrellas del fútbol para sus campañas. El último en ir fue el inglés David Beckham, quien abogó especialmente en favor de las mujeres, que tienen poco acceso a tratamientos adecuados.

La FIFA también colabora con su apoyo al programa 20 Centros para 2010. Se trata de crear una veintena de locales, tanto en Sudáfrica como en otros países africanos, para incentivar la educación y el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual. Más que los estadios, estos centros serán el legado más importante del Mundial para África.

Mientras los programas de sanidad avanzan, los prejuicios tardan mucho más en ser derribados. Uno es el que sufren las lesbianas negras, que son violadas, golpeadas e insultadas a pesar de que la Constitución prohíbe el discrimen por opción sexual.

Algunas no se han dejado vencer y, cuando la FIFA otorgó la sede del Mundial a Sudáfrica, fundaron el Chosen Few, un equipo de fútbol de lesbianas que busca combatir la discriminación.

Chosen Few también forma parte de la lucha contra el VIH/Sida, ha competido en campeonatos internaciones de homosexuales y ha tenido éxito es llamar la atención sobre la hostilidad que sufren los homosexuales en su país y en el resto del mundo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)