16 de June de 2012 00:03

Los boletos de cortesía no tuvieron control

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Todavía no hay la respuesta exacta de cuántas personas ingresaron al estadio Atahualpa a ver a la Selección.

El Municipio de Quito, entidad que controla el ingreso y regula los espectáculos públicos en base a la Ordenanza 204, no ha terminado el conteo de los desprendibles de las entradas. El personal municipal (dos por acceso) estuvo presente en las 15 puertas.

Allí se controló que cada aficionado ingresara con su boleto. Incluso se contabilizó el acceso de las personas con credenciales.

Sin embargo, cinco días después de cumplida la programación futbolística, todavía no se han terminado el conteo y la verificación de los talonarios.

Andrés Jurado, jefe de Gestión Tributaria del Cabildo quiteño, detalló que el control consiste en inspeccionar que las personas coloquen el desprendible del boleto a su ingreso para evitar el denominado ‘carrusel’ (que dos personas ingresen con el mismo boleto).

Jurado confirmó que Afna solicitó la impresión de 40 241 boletos. “La ordenanza no obliga a imprimir el 10% menos de la capacidad del estadio. Autorizamos la impresión de 37 973 entradas valoradas y 2 268 de cortesía porque ese es el aforo registrado”.

La FEF y Afna ignoraron la recomendación de seguridad de la FIFA de no vender el 10% de entradas menos de la capacidad y por eso los graderíos lucieron llenos.

Uno de los accesos en los cuales el Municipio no tuvo control fue la zona ubicada en la parte baja del marcador electrónico.

Según Vinicio Luna, de la FEF, allí ingresó personal de las empresas de publicidad y periodistas colombianos. Afna calculó que hubo más de 150 personas.

Para el control en esa zona y con la responsabilidad solo de la FEF se les colocó unas manillas rojas que permitieron el acceso.

Contrario a lo que dijo Luna sobre el cobro de impuesto a las entradas de cortesía, el Municipio aclaró que esos boletos no tributan, pero sí son parte del control.

La normativa municipal faculta la impresión del 7% de boletos de cortesía por cada localidad. El control a la comercialización de estos boletos es responsabilidad de la Intendencia y de la Policía,

Luna explicó que los boletos de cortesía, que representó USD 51 410 para la FEF, fueron repartidos entre los dirigentes de los 24 equipos, las 21 asociaciones y los auspiciantes de la Selección.

Esta cantidad no ha sido desglosada por la FEF. Se repartieron boletos de forma indistinta.

Por ejemplo, la Asociación de Fútbol de Chimborazo (Afnach) recibió 25 entradas, según el presidente Dorían Jara. “Repartimos entre los dirigentes de los equipos de Segunda Categoría. No hemos vendido los boletos de cortesía”.

Michel Deller, de Independiente del Valle, de la Serie A, no quiso revelar cuántas entradas recibió su equipo. No hubo ningún control a la venta de estos boletos.

Según Luna “no es responsabilidad de la FEF que se comercialicen esas entradas”. Aunque estos boletos sí son numerados.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)