10 de August de 2010 00:00

Benítez volvió a ser la sensación del Santos Laguna

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

En México ahora le dicen ‘El Depredador’. El ecuatoriano Christian Benítez ya no tiene el sobrenombre de ‘Chucho’, que tanto le gusta, y ahora es conocido con el nombre de un animal que da caza y muerte a su presa.

El apodo tiene una razón de peso. El delantero regresó en junio de este año al club Santos Laguna (equipo en el que ya fue figura y goleador entre el 2007 y 2009) con una fuerza y poderío enormes para marcar goles y derrotar a los arqueros de México.Es el goleador del Torneo Apertura mexicano con cinco anotaciones. El sábado pasado volvió a marcar dos tantos, en la goleada de su equipo 3-0 sobre el Pachuca.

Fue su segundo en ‘doblete’ en el certamen, tras el logrado contra Atlante en la primera jornada.

La noche del sábado, Benítez gambeteó, corrió y mostró un instinto ‘depredador’ para anotar en el arco del golero colombiano Miguel Calero. El ariete bailó tras sus dos conquistas como una especie de celebración.

Mientras el ‘Chucho’ celebraba en el estadio Nuevo León, en Quito también había festejos.

Su abuelita Dorcy López, que lo cuidó desde los 11 años, observaba el juego del goleador a través de una pantalla de televisión. Ella estaba pendiente del partido junto a su sobrino Andrés Baguí, en su casa, al sur de Quito.

Dos semanas antes, Christian llamó a su abuelita y le pidió que orara ante Dios por él. “Mi morito (así le dice al goleador) me pidió la bendición y me dijo que rece para que no sufriera lesiones”.

Antes de cada cotejo, el goleador siempre llama a López como una especie de ritual. Ambos tienen claro algo. “Lo importante no es marcar goles, sino que el equipo gane en los partidos”.

El seleccionado ecuatoriano cumple esta consigna, pero también marca sus tantos. Por eso, ha opacado al delantero colombiano Darwin Quintero y a Daniel Ludueña, sus compañeros en el ataque del plantel lagunero. “Quintero desborda y define, pero su talento es opacado por el espectacular retorno de Benítez. Jugó poco en Inglaterra, pero volvió remasterizado, más depredador”, publicó ayer El Universal, uno de los diarios de mayor circulación en México.

El ‘Chucho’ evita esos elogios y prefiere hablar de su rendimiento. “Lo primordial es jugar bien, luego como delantero, me da ilusión hacer goles, esperemos seguir ahí”, dice el atacante de 24 años.

El quiteño integró la temporada pasada el Birmingham City de la Premier League, pero apenas marcó cuatro tantos.

El club inglés debía pagar una suma cercana a los USD 12 millones para adquirir los derechos definitivos del atacante. Eso no se cumplió y el ariete retornó a su equipo, el Santos.

Este es un episodio que el delantero también prefiere olvidar y, más bien, elogia la solidaridad de sus compañeros. “En el Santos hay un buen equipo, que arma muy bien desde atrás y eso me obliga a marcar”.

El ‘Chucho’ está feliz por sus goles, pero también tiene otras razones. Sus mellizos Evelyn y Cristiano cumplen hoy un año de edad, en México. Ellos están bajo el cuidado de Lizeth Chalá, su esposa, quien es su apoyo espiritual.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)