5 de July de 2013 12:24

Belice quiere demostrar desde su debut que puede tumbar gigantes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La selección de Belice pretende acuñar en su primera experiencia en la Copa Oro una fama de equipo de derriba gigantes, sin importar que el primer escollo sea Estados Unidos en su propio patio, el 9 de julio.

Los Jaguares tienen apenas veinte años de experiencia internacional en el fútbol y aunque poco ruido han hecho desde entonces esta vez confían en propinar letales zarpazos en el grupo C, que completan las selecciones de Costa Rica y Cuba.

Un cuarto puesto es la mejor conquista futbolística de Belice.Fue en la Copa Centroamericana de la Uncaf del año pasado y le valió el visado a la Copa Oro que se jugará en Estados Unidos entre el 7 y el 28 de julio.

La clasificación tuvo ribetes de hazaña ya que la Copa Oro es vista por los 300.000 beliceños como un auténtico Mundial de fútbol.

"Llegar a la Copa Oro ha sido algo histórico para nosotros y todos los beliceños", ha destacado el delantero del Belmopan Bandits Deon McCaulay, máximo referente de la selección por los 16 goles que ha marcado en 26 partidos internacionales.

Tras el debut contra el equipo de las Barras y las Estrellas, el 9 de julio en Portland, Belice se medirá con Costa Rica el 13 de julio y cerrará con Cuba tres días después.

El desafío de tornar a los Jaguares en unos depredadores de gigantes lo ha impuesto el técnico Ian Mork, que tendrá la difícil sensación de jugar contra los intereses de su país de origen.

Mork cumple su segunda temporada en el banquillo de Belice aunque durante quince años estuvo atento al curso de la selección en condición de interino.
Admite que el desafío no es fácil, pero garantiza que ya encarriló a los suyos al dotarles de confianza.

Quizá por ello no duda en afirmar que en su presupuesto y el de sus jugadores hay cuatro puntos para sumar en la primera fase, renta suficiente para avanzar a los octavos de final.

Por conocimiento entre los hombres convocados por Mork no hay problema pues casi todos compiten en la Liga Premier de Belice, que tiene apenas dos años de vida institucional.

La experiencia internacional corre por cuenta del guardameta del Marathon hondureño Shane Orio y el defensor Elroy Smith, que juega también en ese país, en las filas del Deportes Savio.

Smith es el Decano de la selección beliceña pues nadie se acerca a su marca de 31 partidos internacionales jugados.

Además de McCaulay, el equipo ha formado un dibujo táctico en el que prima la solidaridad entre líneas.

Destacan en la medular Trevor Lennen, Andrés Makin y Devon Makin; y más adelante Lennox Castillo, Daniel Jiménez y Evan Mariano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)