23 de September de 2013 00:01

Bauza se cansó de justificarse

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El área técnica le quedó pequeña a Edgardo Bauza, técnico de Liga (Q). Ayer, el argentino recorrió un par de veces las gradas que conducen a la banca de suplentes para calmar el estrés.

El 'Patón' se descontroló al observar, una vez más, las deficiencias de sus delanteros para anotar, de sus mediocampistas para entregar el balón y de sus defensas para rechazar acertadamente.

El desconsuelo por ver, además, cómo el Macará igualó el partido 1-1, en Casa Blanca, provocó que en un momento de ira, el técnico arrojara la tapa de una botella de agua a una orilla de la cancha. También se rascó la cabeza un par de veces.

El malestar lo acompañó durante todo el encuentro, ya que a pesar de que Liga anotó primero, el juego de sus pupilos no gustó a nadie. El único que se destacó fue el defensa Norberto Araujo. Julián Benítez y Gustavo Bou salieron de la cancha por bajo rendimiento. El único extranjero que se quedó fue Enrique Vera.

El descontento de Bauza también se debe a que con ese empate, Liga marcó una de sus peores rachas en casa. Hoy, suma siete partidos sin ganar.

A diferencia de otras ocasiones, Bauza reconoció en rueda de prensa que "es muy difícil justificar lo injustificable".

Los jugadores de Liga se destacaron en la primera etapa del cotejo. Allí, Jaime Ayoví marcó al minuto 13.

Tras el receso, Macará, del DT Armando Osma, reaccionó y en los primeros minutos ya puso en apuros a la defensa de Liga.

Carlos Ayoví, finalmente, anotó al 69', tras un error de Édison Méndez. Él entregó el balón a su rival, en su intento de dárselo a Daniel Viteri.

El ganador
Armando Osma
El técnico de Macará mantuvo la calma
El estratega colombiano observó la mayor parte del cotejo sentado en la banca de suplentes. Solo una vez apareció en el borde del área técnica para llamar la atención de sus dirigidos. Armando Osma animó a sus jugadores en el camerino.

El perdedor
Édison Méndez
El volante le dio una 'mano' a su rival
Édison Méndez jugó todo el cotejo, a pesar de ser uno de los futbolistas que más errores cometió en el partido frente al Macará. Al minuto 69, entregó el balón a Carlos Ayoví, el autor del gol del empate. Méndez lamentó lo sucedido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)