23 de October de 2012 00:03

Barcelona improvisará otra defensa en Porto Alegre

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una marejada de hinchas se mezcló con la gente que acudió al aeropuerto José Joaquín Olmedo. Ayer, los aficionados amarillos esperaron pacientes el arribo del bus de Barcelona, que llegó a las 16:45, con los jugadores y cuerpo técnico que viajaron a Brasil.

Niños, jóvenes, mujeres y hasta un hincha con un yeso en el brazo llegaron a la terminal. Nada importó con tal de ver al equipo.

Con una bandera del cuadro torero que rodeaba su cuello, Jimy Valarezo esperó con ansias al golero torero Máximo Banguera. Entre la multitud se escabulló para tratar de conseguir un autógrafo, lo logró. “Máximo es del suburbio, ahí visita a sus familiares”, contó feliz.

Valarezo llegó solo para desear suerte a su club en el partido de mañana contra Gremio, por la revancha de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Cerca de 18 maleteros de la terminal aérea interrumpieron por un momento su trabajo para también conseguir autógrafos y tomarse fotografías. Nicolás Salazar fue uno de ellos. Consiguió fotos con el técnico Gustavo Costas y con el mediocampista Hólger Matamoros.

El argentino Damián Díaz, en cambio, no habló con los periodistas que buscaron sus últimas palabras antes de empezar el viaje. Apenas dio uno que otro autógrafo. Prefirió entrar de inmediato a la sala de espera.

Fue todo lo contrario con Narciso Mina, el más aplaudido por los hinchas. La gente aprovechó para felicitarlo por el gol que marcó al Deportivo Cuenca luego de tanto tiempo de sequía.

“Lo importante es el cariño de la gente y el respaldo que te dan, eso me motiva”, dijo el ‘Nacho’, quien espera convertir nuevamente en suelo gaúcho.

Costas se fue optimista esperando “que la suerte esté de nuestro lado. Nos vamos contentos por haber conseguido otra vez la punta” del torneo local. De paso, el DT argentino aprovechó para confirmar que el defensa José Luis Perlaza está descartado.

El futbolista mantiene un problema legal con Olmedo y tiene impedimento de salir del país.

Además, Costas destacó el ambiente de compañerismo que hay en el plantel. “El festejo de Narciso (Mina) no se ve en otros lados, acá hay unión”, recalcó.

Las bajas que presenta el equipo para enfrentar a los brasileños no serán un impedimento para pelear los dos frentes, aseguró el entrenador. Barcelona no contará con los lesionados Jayro Campos, Frickson Erazo, Renzo Revoredo y Roosevelt Oyola.

Pero este es un tema que no preocupa a los seguidores del club porteño. Banguera fue el último en entrar a la sala de embarque. Fue quien más habló, quien más saludó con la hinchada. Por ello, colaboradores del club tuvieron que rescatarlo de la marea de aficionados.

Así se fue el ‘Ídolo’ a Porto Alegre, entre cánticos, cariño y con los buenos deseos de sus fieles seguidores. El equipo hará escala en Lima y tiene previsto llegar en la noche a suelo brasileño. La ilusión no se las quita nadie.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)