1 de April de 2013 00:01

Barcelona empezó a tomar vuelo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Michael Arroyo ya soltó la pelota, jugó para el equipo y no pecó de individualista como en los pasados siete partidos. Ariel Nahuelpan ya no se lanzó al césped innecesariamente, simulando faltas. De hecho, fue más aporte sin hacerlo. Mientras que Frickson Erazo volvió a mostrar solvencia y serenidad en la zaga.

Parece que Barcelona encontró su rumbo, la alegría por jugar y esa contundencia que el año pasado lo llevó al título nacional, bajo la batuta del DT Gustavo Costas. El estratega mostró su mejor sonrisa al final de la goleada 4-0 sobre Deportivo Cuenca.

"Me gustó mucho el primer tiempo, que fue cuando desplegamos nuestro mejor juego. Me alegra que los chicos estén recuperando la confianza y mostrando poco a poco su talento", expresó el DT argentino.

Barcelona fue superior al Cuenca porque fue solidario en la marca, desde la delantera, conformada por Nahuelpan y Christian Penilla, hasta el golero Máximo Banguera, quien reaccionó muy bien ante dos exigentes remates de los australes.

"Michael Arroyo tuvo un gran partido, aportando al grupo. Lo de Nahuelpan es para aplaudir por su entrega y potencia. Él tiene mucho para dar. Roosevelt Oyola me sorprendió porque no venía bien en los entrenamientos, pero en el partido fue otro jugador clave", destacó Costas con un tono optimista.

Con la victoria, el cuadro torero empezó a escalar posiciones en el torneo local. Acumuló 11 puntos y ahora se enfoca en la Copa Libertadores, pues este miércoles (17:45 de Ecuador) visitará a Boca Juniors, en La Bombonera.

Para Costas, este encuentro será complicado, pero no imposible. Él argumenta que en el fútbol "no hay ningún cuco. En esta Copa todos pueden ganar a todos. Para nosotros será una final e iremos a buscar la victoria con fe y humildad".

Casualmente, el cuadro xeneize ese día estará de cumpleaños. Cumplirá 108 años de fundación y requiere de una victoria para asegurarse un puesto en la siguiente fase del torneo.

En el lado perdedor, el DT Guillermo Rivarola fue escueto y tibio. Con un rostro sombrío solo argumentó que se presentó "para dar la cara. Me disculpo pero ya hablaremos después".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)