5 de December de 2011 00:01

Barcelona se despidió con un triunfo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Barcelona venció ayer 1-0 a Espoli en el cierre de la segunda etapa del Campeonato Nacional. Con este partido, los policiales se despidieron de la Serie A luego de perder la categoría.

Pese a que ya no tenían opciones para clasificarse a la fase de repechaje por el tercer cupo a la Copa Libertadores del 2012, Barcelona salió al campo de juego decidido a ganar el partido.

La presión ofensiva de los canario empezó desde el primer minuto, pero la opción más clara de peligro llegó a los 11’. El delantero Vinicio Angulo ejecutó un potente remate de media distancia que se estrelló en el horizontal.

Angulo fue el atacante más incisivo que tuvo el equipo torero. Armando Wila lo acompañó en esa zona, pero tuvo pocas oportunidades para encarar al arquero policial Alexis Lemos. En la segunda etapa fue sustituido por el defensor Miguel Ibarra.

Pero la insistencia de los locales tuvo resultado a los 30 minutos. Damián Díaz trasladó la pelota unos 15 metros desde el medio campo y habilitó a Angulo. Este quedó mano a mano con Lemos y definió cómodamente.

Espoli no reaccionó. Sus delanteros no tuvieron peso ofensivo y sus mediocampistas cayeron fácilmente en la marca de los volantes rivales.

[[OBJECT]]

El estratega Eduardo Granda, desde la zona técnica, pedía a sus jugadores que presionaran al rival en su propia cancha y le impidieran así hilvanar jugadas de riesgo. Ellos lo hicieron, pero esa marca no bloqueó la habilidad de los futbolistas rivales.

Las posibilidades para los policiales de igualar el marcador se perdieron a los 78 minutos. El defensa Rubén Montaño fue expulsado por doble tarjeta amarilla, después de una falta contra el volante Hólger Matamoros.

Antes del inicio del compromiso se registraron desmanes, en los exteriores del estadio Monumental. Hinchas canarios, identificados con la barra Sur Oscura, rompieron los vidrios del parabrisas y ventanas de un bus urbano de la línea 35.

Henry Pareja, chofer del bus, comentó que el hecho ocurrió cerca de las 14:40, cuando se dirigía en un recorrido habitual desde la calle Portete hasta llegar al puente Patria, cerca del estadio . Pareja tenía los brazos cortados y con sangre ya coagulada.

Nervioso contó que muchos pasajeros se cortaron con los vidrios y salieron heridos con golpes. “Los hinchas gritaban para que detuviera el carro pero no paré, no sé qué habría pasado”, relató.

La Policía reportó seis heridos y dos detenidos. Después de realizar un reconocimiento del lugar, el bus fue trasladado hasta los patios de la Policía Judicial, donde se presentó la denuncia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)