20 de June de 2011 00:06

Barcelona cerró la etapa con la sonrisa del triunfo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El conjunto del Barcelona sonrió al finalizar la primera fase, al ganar 2- 0 al Imbabura. El partido jugado en el estadio Olímpico Ciudad de Ibarra fue de trámite, pues no influyó mayormente en la ubicación en la tabla de posiciones. Pero ganar nunca cae mal.

Aunque el cuadro porteño planteó una estrategia ofensiva, no logró resultados durante el primer tiempo. Los dueños de casa, entre tanto, prefirieron plantarse en la media cancha. Por momentos dominaron el balón, aunque no pudieron llegar al arco rival.

Los canarios, dirigidos por el DT interino Walter Guerrero, marcaron el ritmo de juego, aunque no obtuvieron resultados en los primeros tramos del cotejo.

Pasado el minuto 22, los imbabureños mostraron algo de solvencia en el juego. Orlindo Ayoví tuvo dos claras oportunidades de gol, pero no pudo concretarlas. Igualmente Franklin ‘El Mago’ Salas tuvo la suya, pero se le trabó el balón en la única jugada de peligro que protagonizó cerca del final del primer tiempo.

El panorama cambió totalmente en el segundo tiempo. Barcelona ingresó mucho más ofensivo. Subió sus filas. Eso le dio resultado en el minuto 56. El delantero porteño Armando Wila hizo estallar de alegría a la hinchada barcelonista, con un gol gracias a un remate de media distancia.

Wila había recibido el balón al borde del área rival y disparó rápidamente, con lo que sorprendió al meta Giovanni Ibarra. El portero norteño nada pudo hacer para detener el balonazo, que ingresó sobre su cabeza.

En el cuadro del Imbabura se sentía la ausencia del defensa paraguayo César Zayas y el volante de contención Edwin Tenorio. Los dos miraban impotentes la derrota desde los graderíos, pues estuvieron suspendidos por acumulación de amarillas. Cristian Mercado por una lesión en la rodilla tampoco fue de la partida.

Barcelona había subido sus revoluciones de juego. En eso influyó mucho el ingreso de los atacantes Vinicio Angulo y Pablo Palacios. Con jugadas rápidas y organizadas impulsaron al triunfo a su equipo. De esa manera, el conjunto visitante se volcó al ataque, aprovechando la reacción lenta de la defensa local.

La estrategia dio resultado. Nueve minutos después del primer gol llegó el segundo tanto para la visita. Los jugadores del Barcelona aprovecharon un contragolpe. Esta vez, Palacios fue el autor del gol. Disparó cruzado el balón con pierda izquierda.

Con ello sorprendió nuevamente a Ibarra que solo miraba como la bola dibujaba una trayectoria que cruzó a media altura para chocar con las redes.

La mayoría de los 10 000 hinchas, que vestían de amarillo, le regalaron aplausos y gritos. Así recompensaron la destreza que le permitió encarar al guardameta imbabureño, luego de dejar en el camino a la zaga compuesta por Wilson y Jorge Folleco.

El resultado generó preocupación en Eduardo Granda, DT del Imbabura, que observaba desde la banca lo que fue su último cotejo con los ‘gardenios’. Granda deja hoy al equipo por diferencias con la directiva, a pesar de que bajo su mando el equipo se alejó de los puestos del descenso. Irse con una derrota era injusto.

Esta fue la segunda vez que el Imbabura y el Barcelona se midieron, en lo que va del torneo nacional. En la primera fecha jugada en Guayaquil, los porteños también ganaron por 1-0.

Para Barcelona, el triunfo le permitió cortar una racha de cinco fechas sin ganar y cerrar la primera fase con una victoria y una sonrisa de esperanza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)