5 de November de 2012 00:01

Un Barcelona arrollador avanza firme

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

‘Hay que saber ganarse a la hinchada de Barcelona”, advirtió Damián Díaz, el sábado. Y ayer el ‘Kitu’ volvió a deleitar a sus seguidores y se convirtió en figura. El argentino salió ovacionado y aplaudido (en el minuto 75), cuando ya había marcado dos goles y el ‘Ídolo’ ganaba 5-0 a Emelec, en el Clásico del Astillero.

Por ese desequilibrio y entrega que el volante argentino muestra en los partidos y por su importancia en el once titular, el técnico Gustavo Costas decidió esperarlo hasta horas antes del partido. Lo esperó para que se recuperara de una contractura muscular y lo alineó de titular. Acertó.

“Es el equipo en el que mejor me he sentido, estoy feliz acá”, contó el ‘Kitu’, previo al Clásico del Astillero. Y ayer demostró con goles lo bien que le sienta la camiseta amarilla.

Esto pese a que al inicio del encuentro fue Emelec el equipo más ofensivo en la cancha. El cuadro azul repitió el libreto que aplicó ante la Universidad de Chile, en la Copa Sudamericana. Fue una tromba en los primeros 20 minutos, llegó al arco rival a través de Éner Valencia, Marlon De Jesús y Gabriel Achilier, quienes tuvieron opciones de marcar.

Incluso, hasta ese momento, el arquero Cristian Arana no desentonaba como titular.

Sin embargo, la expulsión de Marcos Mondaini (20’) no fue tan sentida porque los azules continuaron dominando el partido.

Pero apareció Díaz. Al minuto 38 aprovechó una gran jugada de Michael Arroyo por izquierda y definió con clase. Siete minutos después, el ‘Kitu’ puso el pase para la segunda anotación, marcada por Narciso Mina, tras un error del golero Arana.

[[OBJECT]]


En la segunda etapa, otra vez Díaz volvió a demostrar por qué se ha ganado el corazón de la hinchada. Generó buen fútbol junto a Michael Arroyo, quien fue partícipe del tercer gol, anotado otra vez por Mina. Así, el ariete sumó 24 tantos en la temporada y se convirtió en uno de los hombres claves de la jornada. Se movió por todo el frente de ataque y aprovechó las opciones de marcar.

El baile y el olé no se hizo esperar en las gradas. La hinchada cantaba y aplaudía a sus ídolos.

Y al minuto 59, de penal, Barcelona llegó a la cuarta anotación: Michael Arroyo decidió cobrar el tiro, pese a que Matamoros y Banguera querían hacerlo.

El rival solo ‘acompañó’ en la cancha, el recital amarillo. El técnico Gustavo Quinteros, de Emelec, no encontró la fórmula para detener el ataque torero. Y con un hombre menos la tarea se volvió más complicada para Emelec.

Y para cerrar la fiesta en el Monumental, surgió una gran jugada de Arroyo para Damián Díaz. El ‘Kitu’ selló la goleada 5-0 del equipo amarillo.

Luego del gol, el técnico argentino Gustavo Costas decidió sacarlo. El jugador estaba extenuado. Y la hinchada hasta pedía su nacionalización. Aunque de este tema el volante ya había dicho con anterioridad: “Sé que en mi Selección no voy a jugar porque están los mejores del mundo. Tendría que pensarlo (sobre la nacionalización), me siento muy bien en este país”.

Emelec, en cambio, la pasó mal. Recibió cinco goles y dos expulsiones. Nasuti agredió a Arroyo y también dejó el campo de juego.

Con esta victoria, Barcelona es líder del torneo y sueña con ganar el título ecuatoriano de esta temporada, algo que le ha sido esquivo desde 1997.

Los toreros están ilusionados con alcanzar este objetivo tras la goleada sobre El ‘Bombillo’. Ayer, por primera vez, los canarios derrotaron por 5-0 a su clásico rival en los torneos ecuatorianos.

Las claves

La expulsión de Marcos Mondaini, a los 20’, trastocó la estrategia de Emelec y dio libertad a Barcelona.

La asociación de Michael Arroyo y Damián Díaz con Narciso Mina resultó indescifrable para los azules.

La segunda expulsión (a Cristian Nassuti de Emelec) dejó a los azules sin resguardos defensivos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)