19 de March de 2012 00:01

Barcelona arrastra una deuda eterna

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El defensa Fricson George había cumplido 15 años como jugador de Barcelona, cuando el ex presidente Eduardo Maruri le dijo que no continuaría en el equipo.

El ex dirigente quería que el jugador se quedara, pero el Directorio se lo impidió. Era enero del 2009 y los directivos canarios querían rectificar un error. Pretendían renovar el plantel al que un año atrás habían bautizado como ‘La renovación’ y en el que habían invertido USD 10 000 000.

Maruri le ofreció quedarse a cambio de bajarle el sueldo. No había dinero, pues un año antes se había generado USD 5 000 000 de déficit. Tenía un año más de contrato, pero George no quería quedarse. Buscaba otros destinos. Otro club. Otra ciudad.

Según sus cálculos, el club debía liquidarlo con USD 500 000. Pero la suma le pareció“exagerada e irracional”.

No pretendía entablar un juicio contra Barcelona. Por eso buscó a los dirigentes para acordar una solución. Los USD 500 000 se redujeron a USD 100 000, según el convenio que firmó con los directivos toreros.

Para garantizar el pago, recuerda George, Barcelona incorporó una cláusula en el documento que obligaba al club a pagar el doble de la deuda si llegaba a retrasarse hasta tres pagos.

Las letras no fueron cubiertas en los plazos acordados y el caso pasó a la Cámara de Mediación y Resolución de Disputas de la Ecuafútbol. Según los archivos de esta instancia, el fallo fue a favor del jugador y se obligó al club a pagar la deuda más una penalización de USD 50 000.

Este es uno de los millonarios juicios que ha afrontado Barcelona en los últimos 15 años. Los ex jugadores y colaboradores son los principales acreedores que tiene el club y las demandas suman un total de 40 (ver en los recuadros las principales).

Barcelona genera ingresos para pagar deudas. Así lo asegura el vicepresidente del club, David Rodríguez. Según el directivo, las deudas son la causa principal de la crisis financiera del club. Él estima que el déficit actual es cercano a USD 17 000 000, pero la cifra exacta se revelará en la auditoría que será entregada, dentro de tres meses, por la compañía PKF.

La administración de Antonio Noboa heredó una deuda millonaria. En lo que va del año, según Rodríguez, la dirigencia amarilla ha pagado USD 500 000 por demandas para impedir que el equipo sea suspendido del Campeonato Nacional por la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Entre esas demandas se encuentra también la de Mike Rodríguez. El actual mediocampista del Deportivo Cuenca logró que la Cámara de Mediación y Resolución de Disputas obligue a Barcelona a pagarle USD 115 000.

El encargado de negociar la deuda con el jugador fue el ex presidente Alfonso Harb. Mike firmó en el 2008, según los registros de la Ecuafútbol, un contrato por cuatro temporadas.

Ese contrato expiraba a finales de este año, pero Harb decidió reducirle el contrato hasta el 31 de diciembre del 2011. Además, le redujo el sueldo de USD 12 000 a USD 8 000.

Pero, según Rodríguez, existían deudas pendientes por premios y bonificaciones. “Mis reclamos eran legales. La dirigencia se había comprometido a pagarme, pero no lo había hecho”, recuerda el jugador de 22 años.

Harb afirma que asumió la presidencia con USD 7 000 depositados en una de las cuentas bancarias del club. Durante su gestión, que terminó en junio del 2011, generó un déficit de USD 726 250. Así consta en el informe económico que hizo público el directivo en esa ocasión.

La deuda a Mike Rodríguez la heredó la dirigencia actual y fue cancelada, en su totalidad, en enero antes del inicio del torneo.

El equipo fue suspendido en esa ocasión por la Ecuafútbol. Estuvo en riesgo su debut en el torneo local y la presentación de su equipo en la Noche Amarilla.

A esa deuda hay que sumarle la de USD 475 216 con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). El club y esta entidad establecieron un convenio en el que se acuerda que Barcelona cancelará el total de la deuda en 36 pagos de USD 9 791desde enero de 2011 hasta el 2015.

Pero la crisis económica va más allá. Barcelona tiene comprometidos dos de sus más importantes ingresos: los del canal dueño de sus derechos de transmisión y los del auspiciante principal en la camiseta de su equipo. El presupuesto de los canarios este año es de USD 8 000 000.

Gama TV, canal incautado por el Estado en el 2008, le ha anticipado USD 3 000 000 al club, correspondientes al 2011 y 2012. La televisora, según el contrato firmado entonces con Maruri, debe pagarle al club, cuotas anuales de USD 1 500 000, hasta el 2012.

El año pasado, este medio entregó USD 200 000 a la institución para financiar las contrataciones del colombiano Rodrigo Marangoni y el brasileño Rodrigo Teixeira. Pero ese monto, según Harb, “fue una colaboración” y no fue descontado del monto total del contrato.

El club tampoco recibe en sus cuentas ingresos por el auspicio de la Cervecería Nacional, por la exhibición de la marca Pílsener en la zona frontal de la camiseta.

Según Harb, el USD 1 000 000 que debe recibir, es transferido a un Fideicomiso. A través de esta figura financiera, según el ex presidente canario, se cancelan los adelantos económicos realizados por el Banco Pichincha durante la administración de Maruri.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)