7 de December de 2010 00:00

Ayoví le ganó un Mercedes a Benítez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes y AFP

Walter Ayoví vive un año inolvidable. Desde esta temporada es el capitán de la Selección ecuatoriana, sustituyendo en el uso de la cinta a Iván Hurtado. Pero sus éxitos no solo se limitan a la Tricolor sino que se extienden a su club, el Monterrey.

El jugador, nacido en la localidad esmeraldeña de Camarones hace 31 años, acaba de levantar su segunda en corona en México. Lo hizo en la final del torneo Apertura en donde se midió con otro compatriota: Christian Benítez, delantero del Santos Laguna.

El Monterrey se impuso la noche del domingo por 3-0 con tantos del chileno Humberto Suazo (2) y uno del defensa argentino Luis Basanta. En el partido de ida, jugado el pasado jueves, Santos se impuso por 3-2.

Ayoví celebró la corona, la cuarta que consigue el Monterrey en su historia, cobijado con la bandera tricolor y con la verdiblanca de la provincia de Esmeraldas. En las imágenes mostradas por la televisión mexicana, Ayoví bailaba emocionado, mientras sus compañeros lo empapaban de espumosas botellas de champán.

“Agradezco a Dios y a mis dos familias por haber conseguido este logro”, dijo el delantero tras haber levantado la copa del fútbol mexicano. El ecuatoriano dijo que además de su esposa y sus dos hijos, su ‘otra familia’ son los extranjeros del Monterrey: el paraguayo Oswaldo Martínez, el chileno Suazo y los argentinos Basanta y Neri Cardozo, ex jugador de Boca Jrs.

Ayoví también agradeció a su entrenador, el mexicano Víctor Manuel Vucetich. “El profe ‘Vuce’ ha sido fundamental para mí. Me ha apoyado mucho y él es uno de los mejores. Monterrey es una gran familia”, dijo el ecuatoriano.

Pero además de lo futbolístico, Ayoví tiene otras razones para celebrar. El volante le ganó una costosa apuesta a Christian ‘Chucho’ Benítez: los dos jugadores se comprometieron antes de la final que el vencedor del duelo se llevará un flamante Mercedes Benz.

Según publicó el diario Récord en su portal web (www.record.com.mx), ante la pregunta de si apostaron algo, el mediocampista contestó: “Apostamos un auto, un Mercedes Benz. Él tiene que pagármelo en Ecuador cuando vayamos de vacaciones”.

Según la versión del mediocampista esmeraldeño, esta es la segunda vez que le gana una apuesta a Benítez. Hace algunos meses, ambos también habrían pactado una apuesta en un partido entre Monterrey y Santos.

Duffer Alman, tío de Ayoví y una de sus personas allegadas, dice que en los próximos días, el capitán de la Selección arribará al país para pasar sus vacaciones. Lo mismo sucederá con ‘Chucho’.

Quien no conocía del acuerdo era Lizeth Chalá, la esposa de Benítez, quien antes del partido le dijo a Televisa. “No sabía que había tal apuesta. Ya va a ver en la casa”, dijo la hija de Cléver Chalá.

Duffer Alman dice que la familia del jugador está muy contenta por sus logros. Ayoví es originario de la localidad de Camarones, un pequeño poblado esmeraldeño consagrado a la siembra y cosecha de cacao y plátanos.

“Walter es un ejemplo para su familia y para toda la localidad”, señaló el ex preparador físico de la Selección. Pero además de Walter, la familia Ayoví también puede sacar pecho de otro jugador: Jaime Ayoví, primo del campeón en México y actual ariete del Emelec. Él tiene contrato con los eléctricos hasta fin de año y tiene propuestas del exterior.

Las cuatro coronas

Walter Ayoví   logró su cuarto título. Los dos primeros los consiguió con Emelec (2001-2002),  después fue campeón  con El Nacional (2005-2006)  y dos con el Monterrey (2009-2010).

En el presente  torneo  Apertura mexicano, el mediocampista zurdo anotó dos goles con la divisa del Monterrey. 

Ayoví   vendrá al país a pasar vacaciones. En enero se reintegrará a la pretemporada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)