21 de November de 2011 00:02

‘El auquista no perdona la falta de entrega’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
alejandro-ribadeneira

El ex volante Juan Carlos Ayala, figura de Aucas en los noventa, habla de la hinchada de este club, del fracaso en Segunda y de sus expectativas como técnico.

Usted es hincha de Católica e incluso comenzó su carrera futbolística en ese equipo, pero ha pasado a la historia como uno de los referentes del Aucas. Incluso se lo llegó a conocer como ‘El Ídolo del ídolo’...

Es que el paso por Aucas a uno lo marca para siempre. Es muy fuerte todo lo que genera Aucas en la gente, el impacto en la hinchada y el sentimiento alrededor de un equipo ‘ídolo’.

¿Por qué usted fue tan querido por los auquistas?

Fue una identificación mutua. Aucas siempre se caracterizó por el coraje y el ñeque de sus jugadores. Dentro de mis limitaciones como futbolista, porque yo soy bajo para los requerimientos actuales, yo compensaba con dejar todo en la cancha. Yo lo entregué todo por el Aucas y la hinchada lo reconoció y se identificó conmigo.

Pero los tiempos cambian y se acusa a la hinchada auquista de volverse muy violenta...

Yo no creo. La afición de Aucas sigue siendo la misma. No sé si se incorporaron ciertas personas que desean ser juez y parte de la conducción de un equipo. El hincha debe apoyar al equipo y no entrar a presionar en las decisiones del técnico o la directiva. Si quieren llegar más allá, pues dejen de ser hinchas y pasen a ser directivos, con la responsabilidad que eso trae.

Aucas genera tanta pasión que es fácil verla desbordada...

La hinchada de Aucas no perdona al jugador que no se entrega, pero la pasión debe quedarse en las gradas.

Aucas siempre tuvo altos y bajos, pero la crisis actual parece sumamente aguda...

En los noventa, Aucas tuvo un crecimiento vertiginoso. Cuando llegué al club, pocos eran jugadores propios. Recuerdo a Héctor Américo Ferri y a Arnulfo Palacios. Después Aucas se capitalizó con jugadores propios, promovió valores de las juveniles. Crecieron jugadores como Omar de Jesús, Lenín de Jesús, Renán Calle, Danilo Ríos, Edwin Tenorio... Era un capital humano que, por razones que no puedo explicar, salió del equipo. Y no hubo el trabajo adecuado en las formativas para afrontar el recambio necesario.

¿Aucas falló en sus formativas?

Un equipo que no tiene capital grande para invertir debe trabajar casa adentro para generar jugadores. Y, si no puede casa adentro, pues debe preocuparse en cazar talentos. ¡Hay tantos jóvenes que no tienen cabida en el equipo de Primera de sus clubes que pudieron ser reclutados!

Cuando usted llegó al Aucas como coordinador, en el 2006, ¿ya estaba todo desarmado?

Por una serie de desaciertos previos, el equipo no era el mismo y bajó a la Serie B. En el 2007 hicimos todo lo posible para subir a la A pero no bastó. El DT fue Fernando Rodríguez Riolfo.

En esos malos tiempos, ¿cómo reaccionaba la hinchada?

Fue diferente a mi etapa de jugador. En 1997, cada 15 días, el estadio se llenaba y los aficionados hacían caravanas. Diez años después, los hinchas no acudían al estadio en el número que esperábamos. En la B, cada vez iban menos. Por eso, ahora que el equipo otra vez convocó a más de 8 000 personas a pesar de estar en Segunda, era el momento de dar a la hinchada lo que pedía: un equipo competitivo.

¿El equipo de este año fue el adecuado? La plantilla contó con jugadores de experiencia...

Personalmente, considero que Aucas tiene buenos jugadores, pero quizás no con el perfil adecuado para un campeonato de Segunda. En esa categoría, el jugador debe ser más físico que técnico. Los equipos que le han ganado a Aucas son técnicamente inferiores pero superiores en lo físico. Juegan menos pero corren más. Quizás eso ha pesado al final.

¿Qué opina de Gustavo ‘El Potro’ Figueroa?, es un referente de Aucas que tuvo un mal año...

Figueroa es un excelente jugador pero, por su refinamiento, no era para la Segunda categoría. Poco puede hacer si se enfrenta a centrales corpulentos.

¿Cree que el DT Alfredo Encalada se equivocó?

No conozco al detalle el trabajo interno de Alfredo, que es mi amigo, por eso no puedo calificarlo.

Pero debe ser difícil trabajar con los hinchas amenazando al DT desde el primer partido...

Me parece que por momentos la hinchada ha estado mal manejada. Se buscó cualquier pretexto para irse en contra, incluso se utilizaron las creencias religiosas. El hincha debe respetar las instancias aunque cada uno debe asumir sus errores.

Usted está por graduarse de entrenador. ¿Se haría cargo de este Aucas, tal como está?

Me encantaría. Estoy acabando el último semestre y me gustaría dirigir a un equipo lindo como Aucas.

Pero si tuviera que escoger entre un equipo de Primera B y Aucas, ¿con cuál se quedaría hoy?

Mmm, yo digo que lo primero es plantearse un proceso. Yo no espero tomar un equipo de Primera B recién graduado. Ya estuve en las menores de Espoli y estoy satisfecho de ese trabajo. Yo le deseo al Aucas que arme un proceso, que se diga a la hinchada que se armará un equipo para subir en dos o tres años, con jugadores que se identifiquen con el club, que sean propios. No toda la plantilla de ahora se identifica con Aucas.

Si le piden que defina al Aucas en solamente una palabra, ¿cuál escogería?

(Sin dudarlo): ¡Corazón!

HOJA DE VIDA

Juan Carlos Ayala nació en Quito, el 9 de agosto de 1964. Jugó en U. Católica entre 1983 y 1990, y entre el 2000 y el 2003. Militó en Aucas entre 1991 y el 2000.

Después del retiro, regresó al Aucas como coordinador del equipo (2006) y luego fue asistente técnico (2007). Fue entrenador de menores de Espoli hasta junio del 2011.

Es ingeniero en informática y trabaja en Acicorp, una empresa de desarrollo de software. Este año se graduará como DT de fútbol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)