4 de April de 2011 00:00

Aucas sigue en la cima de la Segunda

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la ‘Caldera del Sur’, el estadio quiteño ubicado en Chillogallo, hay gozo cuando juega Aucas. Pero también se derrocha sufrimiento como ocurrió ayer en el apretado triunfo (1-0) del conjunto oriental sobre el Cuniburo.

El ‘Papá’ venció al club de Sangolquí con un gol de tiro penal concretado por Roberto ‘La Tuca’ Ordóñez a los 86’. La conquista fue un desahogo para los hinchas locales que, hasta antes de la conquista, se tomaban los pelos, se mordían las uñas, gritaban y elevaban plegarias en los graderíos.Los hinchas sufrieron porque el partido tuvo características poco habituales. El árbitro Vinicio Espinel, quien fue abucheado por los aficionados al final del cotejo, expulsó a cuatro jugadores del Cuniburo y a dos del Aucas.

La primera expulsión fue de Eduardo Quiñónez a los 48 minutos, lo cual complicó más de lo previsto al plantel dirigido por Alfredo Encalada. El cuadro oriental debió afrontar la segunda etapa en mayor desventaja que el Cuniburo, equipo que mostró un juego compacto y combativo.

El ‘Cuni’ salió a la cancha y mostró un mejor rendimiento que los dos anteriores rivales del Aucas (Chile y Chacarita).

El plantel dirigido por Germán Corengia se dio modos para frenar a los ofensivos orientales y su estrategia le dio resultados la mayor parte del juego. Así, Aucas, sin el lesionado Gustavo Figueroa, encontró pocos espacios y le faltó fuerza en la ofensiva.

Los hinchas, que al inicio recibieron gorras y pitos de impulsadoras e hicieron sonar matracas, se angustiaron aún más con la expulsión de Quiñónez.

En el campo, el equipo oriental también empezó a evidenciar imprecisión en el traslado del balón. El delantero Roberto Ordóñez mostraba mucha potencia, pero le faltaba precisión. En cambio, Luis ‘Cocacho’ Macías no lograba desbordar al área rival.

Encalada también mostraba angustia en la banca técnica y fue advertido por el cuarto árbitro. Pero Édison Carcelén y Jesús Solís fueron expulsados en Cuniburo.

Así, Aucas buscó el tanto de la victoria que se originó por una falta en contra de ‘La Tuca’ Ordóñez, en el área rival. El mismo delantero ejecutó con acierto el penal y desató la alegría de los aficionados. El estadio oriental registró 6 656 boletos vendidos y USD 34 690 de recaudación.

El tanto fue un alivio momentáneo para los aficionados porque, a los 89 minutos, el golero Mario Lozano sacó un remate desde su línea con una gran volada. Luego, el juez Espinel prolongó la angustia de los locales al añadir cuatro minutos al encuentro.

El árbitro también había expulsado a Juan Arroyo y Diego Betancourt del Cuniburo y a Jonathan Conrado, del Aucas.

Así, El ‘Papá’ sumó su tercera victoria y nueve puntos que lo afirman como líder de la Segunda categoría de Pichincha.

En cambio, Cuniburo se quedó con cuatro y su DT Corrella, al final del encuentro, mostró descontrol y retó a los hinchas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)