14 de April de 2014 00:02

Aucas cayó y la Caldera se encendió otra vez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los aficionados que acudieron ayer, domingo 13 de octubre al estadio de Chillogallo salieron enojados.

Unos gritaban en contra de los jugadores y del entrenador. Otros refunfuñaban. Esto pasó en las gradas, donde hubo 2 500 aficionados que vieron perder a su equipo Aucas ante el Deportivo Azogues.

Tras el gol de los visitantes, conseguido en los minutos finales del cotejo, parte de los hinchas que estaban en el estadio gritó en contra del DT Juan Ramón Silva. La mayoría que ayer acompañó al club capitalino exigía la salida del DT y gritaron 'Fuera Silva'.

El coro retumbó en el sector de Chillogallo mientras decenas de policías reforzaban las puertas de ingreso a la cancha, ante una posible arremetida de los indignados seguidores.

Con un gol de Jaime Chila, conseguido tras un lanzamiento libre al minuto 84, el Azogues derrotó 1-0 al Aucas.

Tras la finalización, los jugadores visitantes celebraron con abrazos en el centro de la cancha. A un costado, los desconsolados jugadores orientales tenían la mirada en el suelo.

Uno a uno, los jugadores ingresaron al camerino entre reclamos e insultos de un centenar de hinchas que se juntaron en las mallas de la tribuna. Tras la derrota, las tradicionales matracas dejaron de sonar y los gritos continuaron.

[[OBJECT]]

De 12 puntos disputados este año en la Caldera, como se le conoce al estadio del equipo, solo se han conseguido cuatro puntos. Antes, Aucas derrotó al Deportivo Quevedo, empató con Espoli y perdió con Macará.

La caída colmó a cientos de seguidores. Para muchos, el culpable es el entrenador que ayer, cuando su equipo perdía y sus jugadores con pundonor buscaban al menos igualar el marcador, veía el cotejo con las manos en la cintura.

Tras el gol de los visitantes, Silva solo atinó a pararse en una de las esquinas de la zona técnica.

Desde ahí parecía inmutable ante los gritos que exigían su salida. Solo bajó la mirada cuando el cotejo terminó.

Entre tantos que se animaron a gritar estuvo Humberto Díaz, de 91 años. Él llegó acompañado de su hija Mariana y dos nietos. Sentado, observaba cada jugada del club del que es hincha de "toda la vida".

Él miraba, callado, pero cuando el estadio entero empezó a exigir la salida del DT se unió al coro de 'Fuera Silva'. "El equipo no sirve de nada", añadió indignado en los minutos finales y volvió su mirada a la cancha.

Como él, cientos más salieron decepcionados porque el Aucas, el tradicional Ídolo del Pueblo, se quedó con 13 puntos y se aleja de los primeros ubicados en la tabla de clasificación que llegaron a 19 unidades.

En la cancha, los jugadores corrieron, se exigieron, pero el equipo no fue efectivo. Cuando los orientales ya perdían 1-0 se presentó la ocasión más clara para anotar.

Mauricio Muñoz, quien ingresó al cambio en lugar de Roberto Garcés, dribló a toda la defensa, luego se sacó al golero visitante, pero su remate salió desviado. Aucas visitará al Delfín en la próxima fecha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)