22 de October de 2013 15:56

El Atlético de Madrid firme en la Liga de Campeones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un solvente Atlético de Madrid no dio opciones al Austria de Viena en un partido que supuso el estreno goleador de Diego Costa en la Liga de Campeones y afianza a los rojiblancos como líderes del grupo G.

Los de Simeone apretaron el acelerador desde la salida y en veinte minutos sometieron al rival en un ejercicio de efectividad, a a base de intensidad, calidad y un ciclón llamado Diego Costa.

El Austria de Viena pagó sus concesiones defensivas en la arrancada y las demás carencias a lo largo de todo el partido. Pecó de candidez ante un Atlético competitivo y voraz como pocos.

Un disparo cruzado de Juanfran en los primeros compases obligó ya a una estirada de Lindner. Era sólo el preludio.

Los austríacos tenían claras las consignas defensivas desde el inicio: filas prietas, presión y cerrar cualquier línea de pase.

Pero apareció Koke. En el minuto ocho el Atlético de Madrid desbarató la defensa del Austria de Viena: Koke inventó una entrega que dejó solo a Filipe Luis y éste cedió a Raúl García que marcó a placer. La jugada mostró las mejores virtudes de este Atlético: toque, movilidad y pegada.

El Austria perdió además en los primeros compases a su jugador más determinante, el volante ofensivo Marko Stankovic, que se retiró al recaer de una lesión.

Poco después, en el minuto 20, Diego Costa anudó a la carrera el cuero a la bota cerca del medio campo, rompió la defensa antes de entrar al área y batió de tiro cruzado a Lindner. Un golazo.

El hispano-brasileño marcó un doblete en su estreno en "champions" después de haber sido duda hasta el último minuto debido a una inflamación en el tobillo derecho.

En el 35, Diego Costa la volvió a tener, pero su disparo salió por encima de la cruceta derecha de la portería austríaca.

Apenas dos minutos después, los "violetas" (esta noche de dorado y negro), que apenas habían exigido a Courtois, tuvieron su mejor ocasión: Hosiner enganchó dentro del área una potente volea que escupió el larguero rojiblanco.

Esos minutos fueron los mejores del Austria, que empujado por la grada consiguió frenar las salidas al ataque de los colchoneros.

Los austríacos Royer por la derecha, Hosiner y el combativo y veterano delantero Kienast, eran los que más mordiente ponían, pero las limitaciones asociativas del equipo vienés no permitieron más.

En la segunda parte los violetas salieron con mucha intensidad: Un fuerte zapatazo de Mader pasó cerca del larguero. Y Courtois paró un disparo raso y complicado de Kienast.

Pero entonces volvió a aparecer Diego Costa. Agarró un centro de Insúa tras un fallo de la defensa y ajustó el disparo al poste derecho. Lindner rozó el balón, pero no puede evitar el gol.

Una vez sofocado el empuje de los austríacos y con una clara victoria rojiblanca en el bolsillo, el partido perdió en intensidad en los últimos minutos.
Incluso estuvo más cerca el 0-4 por un cabezazo de Suttner en propia puerta que repelió su meta como pudo.

Ya al borde del pitido final, Koke falló un mano a mano con el portero que podía haber sido el cuarto tanto.

La victoria afianza al conjunto rojiblanco como líder del Grupo G por delante del Zenit ruso y el Oporto portugués, sus dos principales rivales por el liderato.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)