6 de March de 2011 00:00

Arsenal perdió la oportunidad de acercarse al líder Manchester U.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Arsenal, segundo clasificado de la liga inglesa, solo pudo empatar ayer en casa (0-0) con el Sunderland en la jornada 29. Así, perdió una buena ocasión de acercarse al líder Manchester United, que se enfrenta hoy ante Liverpool en un clásico inglés.

Tras este empate, Arsenal quedó a tres puntos del Manchester, ambos con 28 partidos en este momento, aunque si el líder consigue un resultado positivo en Anfield, puede ampliar su ventaja. Pero el equipo de Londres tendría un partido menos, que jugará en abril contra Tottenham.El equipo del DT Arsene Wenger no pudo contar contra el Sunderland con los lesionados Cesc Fabregas, Theo Walcott y Robin van Persie, y no pudo aprovechar el último paso en falso del líder, derrotado el martes en campo del Chelsea (2-1).

En el Emirates Stadium, los jugadores de Arsene Wenger monopolizaron el balón durante la mayor parte del partido, pero fallaron en la definición ya que el francés Samir Nasri se vio muy solo con las ausencias de sus principales cómplices en ataque.

Pese al buen control del balón que demostró el Arsenal, sus jugadores no encontraron el hueco para hallar la red. La tensión se incrementó en la segunda mitad, cuando a partir del minuto 70 el equipo de Londres se encendió y apretó al máximo con incesantes intentos en el área rival.

El Arsenal tuvo muchas ocasiones en los pies de Nicklas Bendtner (40’), Andrey Arshavin (63’) y Nasri con un tiro libre (73’), pero se encontró con las paradas del joven arquero belga Simon Mignolet, de 22 años, autor de un excelente partido. Un cabezazo del marroquí Marouane Chamakh dio en el larguero (75’).

Los ‘gunners’, como se conoce al Arsenal, pueden invocar la mala suerte debido a un gol anulado a Arshavin por un fuera de juego dudoso (87’), pero también dar las gracias a su guardameta polaco Wojciech Szczesny, al haber evitado lo peor con una parada a remate de Danny Wellbeck, a seis minutos del final.

Wenger estaba furioso por el gol anulado a Arshavin. “Es muy decepcionante y es muy difícil tomar una decisión así en un partido de esa importancia”, dijo el técnico de los Gunners.

“Tenemos que encajar este golpe y continuar luchando. Pero es absolutamente decepcionante e inaceptable”, añadió el estratega respecto al gol anulado.

Batido la semana pasada en la final de la Copa de la Liga por el modesto equipo de Birmigham, Arsenal parece entrar en crisis en el peor momento, cuando se acerca el partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones en Barcelona, España.

El Emirates fue el único estadio en que ayer no hubo goles. En otra punta de la capital británica, en el Craven Cottage, el Fulham anotó tres tantos para su victoria (3-2) ante el Blackburn Rovers del español Michel Salgado, que disputó 90 minutos de partido antes de ser reemplazado. El australiano Brett Emerton anotó los dos tantos del equipo visitante.

El Bolton también derrotó por 3-2 al Aston Villa en condición de local. El cuadro anfitrión remontaron a una ventaja inicial gracias a los goles de Tim Cahill (2) y el desenlace de Klasnic.

Por su parte, el Everton ganó al Newcastle del español José Enrique y del argentino Jonás Gutiérrez por 2-1, en un duelo que tuvo un trámite intenso.

También en Londres, el West Ham logró un contundente triunfo (3-0) ante el Stoke City. Los goles del partido fueron anotados por el delantero francés Demba Ba, el defensor portugués Manuel Da Costa y el alemán Thomas Hitzlsperger. Esto permitió al equipo salga a flote y se aleje de las zonas del descenso.

En cambio, el West Bromwich Albion, con el ex DT de Liverpool, Roy Hodgson, golpeó al flamante campeón de la Carling Cup, Birmingham, al superarlo en su estadio 3-1, un resultado que les permitió alejarse de los puestos de descenso. Birmingham está en las últimas posiciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)