31 de May de 2012 00:05

Argentina quiere deleitar a sus hinchas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

‘A puertas cerradas”, dice un comunicado de prensa de la Asociación de Fútbol Argentino. Es una constante. Alejandro Sabella, técnico de la ‘Albiceleste’, prefiere entrenar a su equipo sin que nadie lo vea.

Así, lo único que queda es intentar descubrir la alineación por algún hueco del lugar de entrenamiento del equipo o refugiarse en una voz fuera de grabación, que se transmite de periodista en periodista hasta convertirse en una verdad colectiva cuyo origen nadie puede determinar.

Ayer, Argentina se entrenó en el estadio de River Plate “a puertas cerradas”. Así será hasta el viernes, cuando los jugadores realicen un trabajo relajado por la mañana. En la tarde, momento en que Sabella ajustará las tuercas, también será“a puerta cerrada”.

Sobre cómo se enfrentará a la Tricolor, nadie duda de que Sabella opte por el 4-3-3, un esquema ofensivo. El 4-4-3 que ensayó en la segunda parte de la práctica del martes se descarta cada vez más, aunque puede ser una posibilidad en el amistoso contra Brasil (9 de junio, en Nueva Jersey).

Lo que cambió ayer fueron las fichas. Sacó a Fernando Gago para poner en su lugar a José Sosa. La alineación fue conformada por Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Federico Fernández y Clemente Rodríguez; Sosa, Javier Mascherano y Angel Di María; Lionel Messi, Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín.

Es un cambio conceptual: Gago no es un hombre que va mucho por las bandas, pero arma más paredes hasta el borde del área. Sosa, en cambio, permite más un juego desde los costados. Así, Argentina buscaría equilibrar por los dos frentes: por derecha se podrían asociar Zabaleta, Sosa y Messi; por izquierda, Clemente Rodríguez, Di María y Agüero.

“Ecuador tiene muy buenos jugadores que sobre todo en la contra te pueden lastimar. Son muy rápidos, con experiencia, con (Antonio) Valencia. Hay que tomar en cuenta que en la última eliminatoria se llevaron cuatro puntos, así que es un rival muy difícil”, dijo Javier Mascherano.

De lo que se trata, añade, es “hacer las cosas bien y que la gente se identifique con el equipo”.

Enamorar a la gente es la gran cuestión de Argentina. Las entradas se agotaron, informaron desde la AFA. Los medios lo entendieron como el despertar del reenamoramiento de la gente con su equipo. En todas las tapas de los diarios coincidencia fue que Messi se alegrara porque se agotaron todas las localidades.

“Está bueno que la gente empiece a acercarse a la Selección y que la Selección empiece a acercarse a la gente con juego y resultados”, dijo el mejor jugador del mundo.

Los argentinos ven en este partido la posibilidad de unir a los hinchas con el equipo. La relación está rota por fracasos como la temprana eliminación de la Copa América en la que fue anfitriona, una imposibilidad de derrotar a Brasil, el flojo desempeño en los mundiales. Esto, sumado a una ausencia de títulos desde 1993.

“En esto del fútbol eso siempre será relativo. La victoria contra Colombia fue una buena señal. A eso se suma el buen momento de Agüero y de Messi, algo muy alentador. Sí es una señal que el estadio se llene, pero si a los 25 minutos no se nota un buen juego, empezarán los abucheos”, concluye el periodista deportivo, Daniel Hoffman.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)