10 de March de 2013 00:03

El arco tricolor, privilegio de pocos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ser arquero de la Selección es una aspiración bastante alta para los goleros que atajan en el Campeonato Nacional. Los afortunados, por lo general, serán quienes formen parte de los procesos en las selecciones menores de Ecuador.

Este es el procedimiento establecido por el DT Reinaldo Rueda y por su equipo. Así se dio el criterio de búsqueda utilizado por el preparador de arqueros de la Tricolor, Pedro Zape, y de su asistente, Francisco Reinoso, para designar a Darwin Cuero como tercer golero. Él está en reemplazo de Adrián Bone, quien perdió continuidad en Deportivo Quito.

Cuero, de 19 años y arquero de El Nacional, participó con la 'Mini Tri' en el último Sudamericano juvenil que se disputó en Argentina. "Así también llegaron a la Selección Máximo Banguera y Alexander Domínguez, dos excelentes arqueros que cumplieron un proceso", argumentó Reinoso, ex guardameta del Deportivo Quito, El Nacional, Liga (Q), entre otros.

Banguera (27 años), que milita en el Barcelona guayaquileño, formó parte del combinado juvenil que ganó el título en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007, bajo el mando del DT Sixto Vizuete. Domínguez (25 años), aporte de Liga de Quito, integró la nómina del combinado Sub 20 que jugó el Sudamericano 2005 de la categoría en Colombia.

"Para llegar al éxito, primero se debe cumplir un proceso. Y el profesor Zape es respetuoso de esos procedimientos", recalcó Reinoso. Es decir, en otro momento podrían ser incluidos en nómina goleros como John Jaramillo (21 años, Barcelona), Manuel Mendoza (23, Técnico Universitario), Hamilton Piedra (20, Deportivo Cuenca), y hasta el mismo relegado Adrián Bone (24 años).

¿Pero, qué pasará con los arqueros que militan en las series A y B que anhelan con llegar a la Tricolor? Carlos Epinoza, de Aucas, es uno de ellos. Tiene 24 años y asegura que trabajará hasta "lograr una convocatoria". Su máxima aspiración es atajar fuera del país.

'Calolo', como es conocido, considera que la Serie B es la única vitrina para mostrarse porque en la A "no hay mayores opciones". Él sustenta esa opinión en que los directivos de los clubes prefieren reforzarse con metas extranjeros y buscan a los "veteranos".

El club Valle del Chota, en Imbabura, fue su primer equipo. Allí militó en los campeonatos barriales hasta cuando decidió pulir sus reflejos en una institución con mayor estructura. Se formó en Liga (Q) y tuvo de compañero justamente a 'Dida' Domínguez, a quien hoy admira, a pesar de que son casi contemporáneos.

"Lo más cerca que estuve de una selección fue en el 2005, cuando me llamaron a una preselección con la Sub 17, con el DT (Iván) Romero. Finalmente escogieron a (Manuel) Mendoza y a Leonardo León", recuerda Espinoza, que poco a poco se convierte en referente en el arco oriental.

De compañero tiene al 'veterano' Paúl Alarcón, de 35 años. El ex portero de Barcelona, Deportivo Quito, Manta, entre otros, lamenta que la aspiración de la mayoría de los goleros sea "llegar a los clubes grandes del país y quedarse. No buscan salir al exterior".

En este sentido, el último referente fue José Francisco Cevallos, quien atajó para el colombiano Once Caldas, en el 2005, club que era el campeón de la Copa Libertadores 2004.

Desde la óptica de Alarcón, esto impide que los arqueros ecuatorianos adquieran experiencia fuera del país y sean otras alternativas para llegar a la Selección. "Los extranjeros son buenos, vienen y dejan sus enseñanzas. Pero también tenemos grandes jugadores ecuatorianos en esa posición. Hasta hace unos 10 años, fueron referentes Carlos Luis Morales, Robin Pico, José Cevallos, Johvani Ibarra y todos atajaron en el país".

Alarcón vivió en carne propia el ser relegado por un arquero extranjero. En Barcelona, entre el 2008 y el 2010, tuvo que mantenerse en actividad como suplente de los argentinos Gastón Sessa y Pablo Santillo, respectivamente. "Nunca demostré mi inconformidad porque sabía que sería alternante. Solo seguí trabajando", aseguró el hoy suplente de Espinoza.

Los directivos y entrenadores prefieren los foráneos. De los 12 equipos que compiten en la Serie A, cinco son ecuatorianos de nacimiento. Aunque, Reinoso aseveró que "las puertas de la selección están abiertas para cualquiera", la primera opción en el arco la tendrán quienes integren los combinados menores.

"Sin embargo, los clubes deberían poner énfasis en sus categorías menores para encontrar más arqueros que nutran a sus planteles de Primera y hagan proceso para la Selección", concluyó el colaborador de la Tricolor.

El preparador de arqueros, Freddy Bone, hizo evidente también su malestar porque "la mayoría de los directivos nacionales no tienen paciencia a los arqueros nacionales". Recordó que la necesidad de ganar títulos y destacarse, está por encima de proyectar nuevos talentos en el pórtico.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)