15 de October de 2013 00:02

Álex Aguinaga advierte que Chile es un rival muy dinámico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un golazo de Álex Darío Aguinaga, marcado en la portería de la Selección de Chile, ilusionó a los ecuatorianos durante las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Fútbol en Francia 1998. Ese cotejo se jugó el 6 de julio de 1996 en el estadio Nacional de Santiago, cuyo marcador finalizó 4-1 a favor del local.

El tanto del 'Güero' se concretó tras una media tijera espectacular dentro del área chica del combinado chileno. En ese encuentro, el volante imbabureño recibió un centro preciso, desde el costado derecho, del delantero Ángel Fernández y de esa manera venció al golero Nelson Tapia. Esa anotación se festejó a lo grande.

Aguinaga, con su larga cabellera rubia y su rostro sudoroso, celebró con euforia el gol del empate 1-1 ante Chile, cuando se jugaban 73 minutos. El marcador lo abrió Iván Zamorano, al minuto 25. Los chilenos reaccionaron y anotaron otros tres tantos por intermedio de Marcelo Salas (75'), Fabián Estay (83') y Zamorano (86').

La jugada para la conquista del número 10 de Ecuador nació en una acción dividida en la que sacó ventaja Eduardo Hurtado, en el medio campo. El delantero retrocedió el balón a los pies de Héctor Carabalí, este pasó a Wagner Rivera y a ras de césped hizo correr a la posición de Fernández, quien centró y el 'Güero' marcó.

El actual técnico de Liga de Loja, tras la práctica de ayer, recordó que con ese gol de media tijera cerró sus partidos ante el combinado de Chile. "Se jugó en un ambiente difícil y con lluvia". A su criterio, el pasto del estadio de Santiago es muy rápido y eso favorece al equipo chileno que siempre es dinámico.

Aguinaga, en una rueda de prensa improvisada, contó que en el 2001 no viajó a Santiago porque Ecuador ya estaba clasificado al Mundial de Corea del Sur-Japón 2002. Además se encontraba lesionado de sus dos rodillas y el DT Hernán 'Bolillo' Gómez decidió dejarlo. Él retornó a seguir su tratamiento en México.

Pablo Marín, exseleccionado nacional, recuerda el gol como si se hubiese marcado ayer. "Aguinaga ingresó por la punta izquierda, recibió un centro de Ángel Fernández y con un gesto técnico tremendo remató de media tijera para marcar el empate".

El volante cuencano sostiene que ese empate era vital para las aspiraciones de ganar y buscar un cupo al Mundial, pero lamentablemente Chile reaccionó y goleó 4-1. Él recuerda que jugó dos cotejos amistosos y un oficial ante el combinado chileno, registrándose dos derrotas en Santiago y un empate en Paraguay, en los denominados Juegos Odesur.

Sobre el partido de hoy (desde las 18:30), Marín advierte un juego relajado de ambos conjuntos, puesto que a ningún equipo le interesa golear. Con el 1-0 es suficiente para cualquier Selección, no hay presión, saben que el empate sirve a Ecuador y Chile.

Aguinaga, por su parte, pide cautela a los ecuatorianos hasta luego del partido con Chile, porque solo después de ese compromiso se puede festejar la clasificación al tercer Mundial de Fútbol. "Chile no tiene jugadores altos, pero poseen mucha movilidad. Va a ser un partido muy dinámico, movido", anticipa.

El exestratega de Barcelona de Ecuador califica de "planas" las variantes tácticas de la Tricolor, puesto que desde su época se juega con el sistema 4-4-2 y el mismo ha dado resultado. No obstante, remarca que el mérito de los triunfos y de la eminente clasificación al Mundial en Brasil se lo lleva el plantel de jugadores.

109 partidos jugó Álex Aguinaga con la Tricolor. Su debut se produjo en 1987, con Luis Grimaldi como técnico.

23 goles anotó con el equipo ecuatoriano. En Eliminatorias, Copa América y partidos amistosos.

132 tantos marcó con diferentes clubes: (D. Quito, Necaxa, Cruz Azul y Liga Deportiva Universitaria de Quito).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)