30 de June de 2011 00:02

Un trabajo alejado de la farándula

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La aparición del entrenador ‘Mano’ Menezes en el fútbol fue fulminante. En el 2003, él entrenaba al 15 de Noviembre de Campo Bueno, en Río Grande do Sol, siete años después ya comandaba la Selección; previamente, dirigió por cortos períodos al Gremio y al Corinthians, dos gigantes del fútbol brasileño.

En este período, casi formó una familia en el fútbol y no se olvidó de ella cuando llegó al tope. Siempre contó con la lealtad del paulista Sidnei Lobo, 41 años y ex volante que militó en diversos clubes y que conoció en Iraty (Paraná), y fue su primer y hasta hoy único auxiliar técnico. Están juntos desde hace ocho años. Hace 5, el baiano Chiquinho Cerzósimo, 45 años y entrenador de goleros y el estadístico y fisiologista Rafael Vieria, transformaron a la dupla en un cuarteto cuando se conocieron en Gremio.

Hoy todos están en la selección, donde esperan quedarse hasta la copa del 2014.

Lealtad y discreción

‘Mano’ conoció a Sidnei cuando este aún era jugador. A los 33 años, ya en el fin de la carrera, el entonces volante sufrió una lesión muscular en la pierna y pasó un buen tiempo parado. Terminó aproximándose al entrenador, conversaba mucho sobre fútbol, y crearon una sociedad. Un año después, ‘Mano’ se acordó de Sidnei cuando por primera vez tuvo el chance de tener un auxiliar en el pequeño 15 de Noviembre de Campo Bom.

“En aquel período en Iraty percibí que él tenía conocimientos tácticos y que sabía leer el juego, lo invité pero él no aceptó. Estaba con una propuesta para jugar en Asia y solo me respondió 15 días después. O sea que la dupla casi muere antes de nacer”, bromea ‘Mano’ Menezes.

Sidnei acabó aceptando y hoy da gracias a Dios por haber tomado la mejor decisión, a pesar de que todavía alimenta el sueño de llegar a ser entrenador, algún día. Es formador y ya recibió invitaciones antes de ir con ‘Mano’ al Corinthians, pero en este momento, ni siquiera pasa por su cabeza la idea de disolver esa sociedad. “Recuerdo bien la frase de ‘Mano’ cuando me invitó. Él dijo que sabía que parar de jugar era difícil y que yo debía de pensar bien antes de tomar la decisión. Escuché a un montón de amigos, entre ellos a Canio Junior , que está en el Botafogo y que recién finalizó su carrera. Acabé aceptando y estamos juntos hasta hoy”.

“No me incomoda quedar a la sombra de ‘Mano’. Sé que estoy en una posición que muchos gustarían. Llegué y sigo siendo 110 % leal a ‘Mano’. Cada uno sabe lo que hace de su vida y no me quiero comparar con nadie, pero si estuviese en el lugar de él, no me gustaría pasar todo el tiempo dando entrevistas. Yo estaré en los momentos buenos y en los malos”, dice Sidnei, quien también aprendió mucho con Tele Santana (+), quien fue su técnico en el Sao Paulo.

La concentración alejada

Brasil se concentró en el lujoso barrio privado Sofitel Los Cardales de Los Cardales, ubicado a 60 kilómetros de Buenos Aires, en el mismo barrio donde vive el delantero argentino Carlos Tévez. Allí hay un hotel de lujo que cuenta con dos canchas de fútbol, un campo de golf y varias residencias privadas.

Ese sitio fue escogido por lo alejado del ruido y por la seguridad que representa. Allí su entrenador Menezes, rígido con la disciplina, está alejado de la farándula y del asedio de los aficionados, que usualmente siguen a la Selección por todo el mundo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)