Tiempo de lectura: 3' 54'' No. de palabras: 641

Está demostrado que México es una buena plaza para los futbolistas ecuatorianos. En ese país fueron campeones Ítalo Estupiñán, Álex Aguinaga, Agustín Delgado, Christian Benítez y Walter Ayoví. Este año, Ayoví puede repetir un título y Christian Suárez tiene la posibilidad de sumarse a esa exclusiva lista.

Esta noche se miden Santos, de Suárez, y Monterrey, de Ayoví, en la final de ida del torneo Clausura mexicano. Empresarialmente hablando, esta presencia de tricolores en las finales es “positiva para el país”, asegura Jorge Guerrero, agente de futbolistas. Él basa su criterio en que “los ecuatorianos han realizado buenas presentaciones en los clubes mexicanos que los han contratado y aunque pierdan una final, el llegar a instancias decisivas los hace valorar en el mercado de pases”.

El ecuatoriano no es un jugador caro para el mercado de ese país. Su cotización está por debajo de los costos de deportistas provenientes de Argentina, Brasil, Uruguay e incluso de Colombia. “Son futbolistas asequibles, pero de enorme rentabilidad para los equipos mexicanos, porque los adquieren a un bajo costo y los revenden bien porque se destacan en la cancha”.

Un ejemplo de ello es el ‘Chucho’ Benítez, campeón y goleador con el Santos Laguna en el 2008. El cuadro lagunero lo adquirió en USD 1 millón a El Nacional y en una segunda transferencia, lo cedió al Birmingham, de la Premier League, en USD 12,5 millones. Lamentablemente el ariete no tuvo fortuna en el balompié británico y regresó a México.

Este año, Benítez se quedó a un paso de jugar una nueva final con el América, club que adquirió sus derechos deportivos en USD 10 millones, una cifra récord dentro del balompié azteca. Las ‘Águilas’, como apodan al club, fueron eliminadas por el conjunto de Walter Ayoví.

Otros seleccionados que se entraron en las fases finales y que lucharon por llegar al título fueron Segundo Castillo, Félix Borja y Jaime Ayoví (Pachuca) y Joao Rojas (Morelia), pero quedaron fuera desde los cuartos de final.

Pero esta no es la primera vez que se van a enfrentar ecuatorianos en una final del torneo mexicano. Como antecedente, Aguinaga recuerda que se midió con Iván Hurtado, quien entonces defendía al Atlético Celaya, en el torneo de 1995-1996.

“Fue un partido emotivo. Empatamos en ambos cotejos (0-0 de local y 1-1 de visita) y solo pudimos campeonar por los goles convertidos fuera de nuestro estadio”, contó vía telefónica el ex capitán de la Selección.

Aguinaga confirma que el ecuatoriano es bien visto por los directivos y técnicos que trabajan en ese país. “Mucho tiene que ver que hasta ahora no se han producido escándalos. El ecuatoriano demostró ser profesional y disciplinado”.

Suárez y Ayoví reeditarán la final que ya se produjo por la Liga de Campeones de la Concacaf, el pasado 25 de abril, cuando los ‘Rayados’ se impusieron.

“Será una linda revancha. Tengo muchas ganas de ser campeón con el Santos, equipo que me abrió las puertas y al que le debo mucho de mi felicidad”, expresó el ‘Chivo’ Suárez, en declaraciones recogidas por el portal del club, www.clubsantoslaguna.com.mx. Ayoví, en cambio, va por su tercer título en la liga.

imagen

Los referentes

En el Atlante  estuvieron Michael Arroyo y Jorge  Guagua.  

En el Pachuca  buscaron la final Félix Borja, Segundo Castillo y Jaime Ayoví.  

En el Morelia  participó Joao Rojas.  

En el  América  se lució Christian Benítez. Quedó fuera en semifinales, pero fue el tercer  goleador del torneo con 14 tantos,  junto con Iván Alonso.
Quien no  tuvo fortuna fue Armando Wila, con  el  Puebla.

Califique
2
( votos)