Tiempo de lectura: 2' 38'' No. de palabras: 434

En el Coliseo General Rumiñahui, en el norte de Quito, se armará una especie de capilla ardiente en la mitad del escenario deportivo. Allí será velado el cuerpo del futbolista Christian Benítez. Hacía el lado norte se ubicarán 2 000 sillas para los familiares, amigos y autoridades. El lado sur estará destinado para los periodistas.

Los hinchas y las personas que quieran mirar el féretro del 'Chucho' Benítez podrán ingresar por el acceso 1 del escenario. Se permitirá observar el cuerpo durante 30 segundos y máximo un minuto. 80 personas de la Asociación de Fútbol No Amateur de Pichincha (AFNA) colaborarán en el control de las puertas.

Se instalarán pantallas gigantes donde se difundirán videos sobre la vida del goleador de la Selección ecuatoriana de fútbol y que también brilló en México.

Antonio Guevara, vicepresidente de la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP), informó que se acondicionaron los camerinos del coliseo para que los familiares del 'Chucho' y sus amigos más cercanos tengan un poco de privacidad. "La Policía colaborará en el orden que se necesitará. Tenemos previsto que llegue mucha gente porque sabemos que era un jugador muy querido".

Ayer, en la mañana, el ministro del Deporte, José Francisco Cevallos, el exfutbolista Jaime Iván Kaviedes, asesores de otros ministerios, de la Policía Nacional y de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) recorrieron las instalaciones del escenario.

Mientras permanezca el velatorio en el escenario deportivo habrá un importante operativo policial para ayudar al control del tránsito en los alrededores.

Está por confirmarse si la misa del sepelio se realizará en el mismo coliseo y luego el traslado de los restos al Camposanto Monteolivo, junto a la Casa de la Selección.

Las autoridades de la Concentración y de la FEF mantendrán reuniones permanentes porque todo lo planificado hasta ayer cambió de día y de hora.

En el coliseo está prevista una misa pública, también actos de respaldo para la familia del jugador, según la planificación del Ministerio del Deporte.

Otros detalles
Para la repatriación de sus restos, el Gobierno Nacional y la Federación Ecuatoriana de Fútbol aunaron gestiones para un retorno a la mayor brevedad.

Christian Benítez, quiteño, de 27 años de edad, tenía cuatro hijos y estaba casado con Liseth Chalá y era el delantero del seleccionado ecuatoriano.

Benítez empezaba a cumplir su contrato con el equipo qatarí Al Jaish que hizo por él una transferencia de USD 13,5 millones.

Califique
2
( votos)