Tiempo de lectura: 4' 46'' No. de palabras: 778

El inglés Wayne Rooney, que marcó un doblete, el holandés Robin Van Persie, que deslumbró a Old Trafford con un tanto de media chilena, y Antonio Valencia que además del gol dio la asistencia a Van Persie, lideraron hoy al Manchester United en su victoria ante el Bayer Leverkusen (4-2).

En su primer encuentro de Liga de Campeones esta temporada, los ingleses se sobrepusieron a un tanto al inicio del segundo tiempo del alemán Simon Rolfes que había equilibrado el marcador y redondearon la goleada gracias al ecuatoriano Antonio Valencia.

La Champions regresaba esta noche a Old Trafford siete meses después de que el Real Madrid cortara el paso a los "diablos rojos" en los octavos de final de la última edición del torneo con un 1-2 en el que resultó ser el último partido en la máxima competición europea del veterano Alex Ferguson.

Antonio Valencia se lució en su partido con el Bayer Leverkusen

Antonio Valencia jugó hoy con su equipo el Manchester United y participó en el segundo gol de los 'Diablos Rojos'. Fotos: AFP

Con David Moyes ya en el banquillo y el español David De Gea una vez más defendiendo la portería local, el United abrió su recorrido continental este curso mostrándose superior al conjunto alemán, que cerró el partido sin haber fabricado prácticamente ocasiones de peligro.

El belga Marouane Fellaini, el flamante centrocampista que Moyes se ha llevado consigo del Everton, formaba pareja con el inglés Michael Carrick en la zona de medios y ambos cumplían con eficacia la tarea de enlazar la defensa, con un ataque en el que Rooney llegaba por el centro y Van Persie iba por libre.

Con las dos estrellas de los "diablos rojos" encendidas, ansiosas por brillar una vez más en Europa, las ocasiones no tardaron en presentarse para los locales, que marcaron poco después del minuto veinte.

Van Persie firmó varios quiebros de fantasía en la esquina izquierda del campo, abrió el juego hacia atrás para descongestionar la zona, y acto seguido el United volvió a insistir por esa misma banda izquierda, donde el defensa italiano Giulio Donati se veía claramente desbordado.

Esa vez sí, el francés Patrice Evra pudo enviar un centro hacia Rooney, un balón abierto hacia atrás que el inglés conectó con el interior del pie y rebotó de forma poco ortodoxa en el césped antes de superar por arriba al portero alemán Bernd Leno.

Ya en el segundo tiempo, Rooney tuvo en sus botas la opción de ampliar la ventaja, pero en esa ocasión falló a puerta vacía.

Corría el minuto 52, cuando el inglés aprovechó un resbalón del defensa Ömer Toprak, acosado por la presión del delantero, para hacerse con el cuero y rebasar al guardameta en el área pequeña.

A pesar de que nada se interponía entre la portería y Rooney, algo escorado a la izquierda, su disparo raso salió desviado unos pocos centímetros por la derecha. Moyes, en el banquillo, y Ferguson, en el palco, se echaban las manos a la cabeza.

Si el United había desaprovechado su mejor oportunidad para ampliar su ventaja, los alemanes, en cambio, no dejaron pasar apenas un minuto después una de las pocas opciones que fabricaron durante el duelo.

El inglés Rio Ferdinand despejó con la cabeza un balón demasiado blando que acabó llegando a Simon Rolfes, que lanzó un fuerte disparo lejano ante el que De Gea no pudo reaccionar y que equilibró el marcador.

Tuvo que llegar Van Persie, excitado durante todo el encuentro (vio una tarjeta amarilla en el primer tiempo por protestar una falta) para poner las cosas en orden: el holandés remató de media chilena un centro de Valencia que despejó cualquier duda sobre la posibilidad de que el United dejara escapar los tres puntos.

Todavía quedó tiempo para que Rooney se desquitara de su error a puerta vacía y acertara su gol número 200 con el Manchester United, con lo que se convierte en el cuarto goleador histórico del club, por detrás del inglés Bobby Charlton (249), el escocés Denis Law (237) y el también inglés Jack Rowley (211).

Rooney volvió a encarar a Leno por la izquierda pero esta vez, en lugar de superarle, optó por la opción más expeditiva y lanzó un tiro raso que acabó en la red unos minutos antes de que Valencia redondeara el resultado con un remate desde el borde del área.

Momentos antes de la conclusión, con los locales ya convencidos de su victoria, Toprak aprovechó una confusión entre De Gea y Ferdinand para marcar el segundo de los alemanes.

Califique
2
( votos)