26 de diciembre de 2015 16:17

Figueredo, expresidente de Conmebol, es dado de alta del hospital y regresa a la cárcel

Eugenio Figueredo, exvicepresidente de la FIFA (centro con chaqueta clara). es escoltado en su arribo a Montevideo. AFP

Eugenio Figueredo, exvicepresidente de la FIFA (centro con chaqueta clara). es escoltado en su arribo a Montevideo. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

El expresidente de Conmebol Eugenio Figueredo, detenido por lavado de activos y estafa, recibió el alta médica este sábado 26 de diciembre del 2015 en Montevideo y fue llevado de regreso a la cárcel.

"Le dieron de alta y ya está en Cárcel Central", confirmó su abogada defensora, Karen Pintos.

"Lo internaron por una descompensación, le hicieron estudios y fue dado de alta", agregó, al tiempo que se excusó de entrar en detalles de la situación médica de su defendido, de 83 años.

El exdirigente fue enviado por Suiza extraditado a pedido de Uruguay. Arribó al país el jueves y declaró por varias horas en un juzgado montevideano.

El fiscal Juan Gómez pidió su procesamiento con prisión, pedido que fue aceptado por la jueza, que determinó que el también exvicepresidente de la FIFA permanezca encarcelado durante su juicio.

En su declaración ante la Justicia uruguaya el jueves, Figueredo reconoció corrupción y "plata dulce" en la Conmebol, según el informe difundido en la página web de la fiscalía.

Según el fiscal Gómez, de sus declaraciones se desprende "que desde la época que asumió como miembro del Comité Ejecutivo de la Conmebol, recibía importantes sumas de dinero, en función de estratagemas que urdían diversos integrantes de la citada Confederación, con la finalidad (...) de mantener un status quo de una aviesa forma de corrupción".

"De esa forma, entre otras cosas evitaba el llamado a oferentes y/o nuevos contratantes para la comercialización de los derechos de televisación de los distintos torneos organizados en el ámbito de la Confederación", señala el texto.

Si bien la defensa de Figueredo pidió prisión domiciliaria para el exdirectivo de FIFA por su avanzada edad y "delicado" estado de salud, la jueza del caso denegó esa petición por el momento.

Las penas previstas en el código penal uruguayo para los delitos de lavado de activos y estafa van de 2 a 15 años de prisión.

El uruguayo fue vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) entre 1993 y 2013, año en que asumió como presidente, y además encabezó la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) entre 1997 y 2006.

Estaba detenido en Suiza desde el 27 de mayo pasado en el marco del 'FIFAgate', el escándalo de corrupción que sacude a la organización. El caso comenzó en mayo de este año cuando la fiscal general (ministra de Justicia) de Estados Unidos, Loretta Lynch, dio a conocer un escándalo de sobornos, lavado de activos y fraude electrónico en la FIFA. Ese mismo día fueron detenidos cinco altos directivos de la organización -entre ellos el uruguayo- en Zúrich.

De los dirigentes que figuraban como presidentes de las
10 asociaciones sudamericanas en 2013, ninguno se encuentra ahora al frente de sus entidades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)