7 de noviembre de 2017 10:56

Las repescas y la zona de África completan el cartel de Rusia 2018

Perú jugará la repesca al Mundial de Rusia 2018 ante Nueva Zelanda

Foto referencial. Perú jugará la repesca al Mundial de Rusia 2018 ante Nueva Zelanda. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

Las eliminatorias de repesca en la zona europea y las intercontinentales, así como la resolución de la fase africana ofrecerán los próximos días las nueve últimas selecciones que completarán el cartel del Mundial de Rusia 2018.

Hasta el momento se conoce el nombre de 23 equipos clasificados. Queda por saberse el de los cuatro ganadores de la repesca en Europa, los dos de las interconfederacionales Asia-Concacaf y Oceanía-Conmebol y tres de la previa africana.

En el Viejo Continente la eliminatoria estrella es la que enfrentará a Suecia y a Italia, tetracampeona mundial, que se vio abocada a esta repesca al acabar segunda de su grupo por detrás de España.

Los nórdicos, subcampeones en casa en 1958, y dos veces terceros (1950 y 1994) tratan de recomponerse al retiro de la gran referencia de los últimos tiempos, Zlatan Ibrahimovic, para volver a un Mundial después de perderse los de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

Para ello tratarán de conseguir un buen resultado en la ida el viernes en el Friends Arena de Solna y encarar con posibilidades la vuelta del lunes 13 en el Giuseppe Meazza de Milán.

Gian Piero Ventura, técnico italiano, ha echado mano de todo su arsenal, incluida la vuelta de hombres como Alessandro Florenzi (Roma), Jorginho (Nápoles) y Simone Zaza, renacido desde su llegada al Valencia, tanto que actualmente es el segundo máximo artillero de la Liga española tras Lionel Messi. Así mismo, recuperados de sus problemas físicos, figuran en la relación de citados Marco Verratti (PSG) y Daniele de Rossi (Roma), claves en la medular.

Croacia desperdició su ventaja en el grupo I y acabó claudicando ante Islandia de forma inesperada, con lo que se tendrá que volver a jugar su presencia en una gran competición en una repesca. Los balcánicos forman un conjunto poderoso con una gran calidad en sus filas, pero su pecado ha sido su irregularidad.

Han superado las cuatro repescas que han disputado sin perder partido alguno (dos ante Islandia precisamente y ante Eslovenia y Turquía) y ahora se las verán con la correosa Grecia, que trata de regresar al primer nivel.

El cerebro croata Luka Modrić no atraviesa precisamente su mejor momento en el Real Madrid, pero junto al barcelonista Ivan Rakitić deben ser las lanzaderas de un equipo que en ataque lidera el juventino Mario Mandžukić.

Grecia, que no pudo plantar cara a Bélgica pero se hizo con el segundo puesto del grupo H europeo por delante de Bosnia, podría convertirse en la primera selección que se clasifica tras tres repescas mundialistas consecutivas. Para Sudáfrica apeó a Ucrania y para Brasil a Rumanía.

Los helenos cuentan con la ventaja teórica de que la ida se jugará en el Maksimir de Zagreb y la vuelta en el Giorgios Karaiskakis de El Pireo, con toda su fervorosa afición de su lado.

Dinamarca enderezó el camino a tiempo para alcanzar la segunda plaza de su grupo. De la mano de Christian Eriksen, jugador del Tottenham y máximo goleador nórdico en la fase clasificatoria con ocho dianas, se enfrentará en un buen momento a Irlanda, la selección que ha disputado más repescas, con siete, de las que ha ganado tres.

Irlanda no juega un Mundial desde Corea del Sur/Japón 2002, cuando fue eliminada en la tanda de penaltis ante España, y su objetivo es salir con vida del Parken de Copenhague para rematar ante su hinchada en el Aviva Stadium de Dublín.

La otra repesca europea enfrentará a Irlanda del Norte, cuya progresión ha sido palpable tras muchos años de sequía desde la selección que jugó los Mundiales de España82 y México86, y Suiza, que perdió la plaza directa en su último partido en Portugal.

Los helvéticos parten con el cartel de favoritos por mimbres, rendimiento en la fase previa en los últimos años y por tener el factor campo para la vuelta, que se jugará en el estadio St. Jakob Park de Basilea.

Honduras, cuarta clasificada de la Concacaf, y Perú, quinta de la Conmebol, se jugarán su presencia mundialista ante dos equipos oceánicos, si bien Australia participa como quinta clasificada de la zona asiática.

La selección que dirige el colombiano Jorge Luis Pinto tiene sobre el papel una misión más difícil ante los Socceroos, a los que recibirá el jueves en San Pedro Sula y rendirá visita el miércoles 15 en ANZ Stadium de Sydney.

Bien es verdad que el rendimiento esta selección australiana está siendo inferior al de anteriores citas, pero Ange Postecoglou tiene hombres con cierta experiencia internacional y calidad contrastada. Lo peor para los aussies es la lesión que sufrió su gran figura, Tim Cahill, con su equipo, el Melbourne City, ante el Sydney FC.

Los ‘All Whites’ de Nueva Zelanda se presentan como un equipo más asequible para la selección peruana, que además tendrá el factor campo a su favor para la vuelta.

Los campeones oceánicos, dirigidos por el estadounidense Anthony Hudson, cuentan con una plantilla de nivel menor ante la que Perú, pese a la conmoción por la sanción de la FIFA a Paolo Guerrero por supuesto dopaje, debería mostrar su mayor jerarquía.

África, que ya tiene clasificados a Nigeria y Egipto como campeones de los grupos B y E, respectivamente, encara la última jornada de la larga fase previa.

A Túnez, que lidera el grupo A, le vale con un punto ante el colista Libia en su feudo de Rades, mientras que RD Congo espera un tropiezo y vencer a Guinea.

Marruecos, líder del grupo C con 9 puntos, visitará a su gran rival, Costa de Marfil, en Abiyán, donde le bastaría con un empate para progresar.

En el grupo D aún hay varias posibilidades, ya que se tiene que disputar la repetición del partido Sudáfrica vs. Senegal, jugado el 12 de noviembre del pasado año y que la FIFA obligó a jugar de nuevo tras confirmarse la sanción de por vida al árbitro que lo dirigió, el ghanés Joseph Odartei Lamptey.

El pasado 20 de marzo la Comisión Disciplinaria de la FIFA inhabilitó de por vida a Lamptey tras concluir que influyó en el resultado de dicho encuentro, en el que Sudáfrica se impuso por   2-1. El colegiado fue declarado culpable de infringir el artículo 6, apartado 1, de Código Disciplinario (influir en los resultados contraviniendo la ética).

Por lo tanto, con los dos partidos pendientes entre Senegal y Sudáfrica y el Burkina Faso vs. Cabo Verde, todo puede ocurrir en la serie.

Senegal es líder con ocho puntos, dos más que Burkina Faso y Cabo Verde, mientras que Sudáfrica es última con cuatro y aún dispone de opciones si gana los dos encuentros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)