29 de junio de 2017 00:00

Los estadios estarán listos en 90 días

Así luce al momento el costado este del estadio Jocay, de Manta, donde se demolió una de las tribunas, debido a los daños que ocasionó el terremoto del 16 de abril del 2016. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Así luce al momento el costado este del estadio Jocay, de Manta, donde se demolió una de las tribunas, debido a los daños que ocasionó el terremoto del 16 de abril del 2016. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Ronald Ladines
Redactor (D)

[email protected]

Los trabajos de reconstrucción de los estadios Jocay, de Manta, y Folke Anderson, de Esmeraldas, estarán terminados en los próximos 90 días. Las obras iniciaron el lunes pasado, a cargo de la empresa esmeraldeña Rasconza.


En los últimos tres días, las tareas de la empresa fueron de remoción y limpieza de escombros, en las bandejas de los estadios que resultaron afectadas, debido al terremoto del 16 de abril del año pasado.


Producto del movimiento telúrico, el Jocay sufrió daños estructurales en las dos tribunas -una de ellas fue demolida- mientras que el Folke tuvo afectaciones en el 50% de sus instalaciones, como graderíos, cerramiento…


Pepe Miguel Mosquera, presidente de la Comisión Técnica Legal de Ayuda Financiera por el Sismo, que organizó la FEF, contó que la constructora fue la ganadora tras un concurso público de méritos, que inició en noviembre pasado.


Según el directivo, se realizaron dos concursos independientes y ambos los ganó la constructora esmeraldeña. Para el Jocay aplicaron seis empresas y para el Folke cuatro. El llamado se hizo mediante publicaciones en diarios de circulación nacional.

“Dentro de la Comisión hicimos un análisis financiero de los oferentes, viendo su capacidad de endeudamiento, patrimonio, deudas con organismos estatales como SRI o IESS. El mejor promedio fue el de Rasconza”, dijo el directivo.


Esta comitiva especial también la conforman Édgar Armijos, de la Comisión de Escenarios; Guillermo Saltos, asesor jurídico de la FEF; Oswaldo Crespo, de la Comisión de Investigación; y Marisol Corral, tesorera del organismo.


En primera instancia, las obras debían terminarse en 180 días. Sin embargo, tras una negociación con Rasconza, se acordó reducir el tiempo a la mitad, implementando trabajos a doble turno.


“Sabemos que ambos escenarios son importantes, pero pedimos que se le dé prioridad al Jocay, porque ahí se juegan partidos de la primera categoría”, contó Mosquera.

La obra es financiada por los fondos que otorgó la FIFA, tras un pedido especial que realizó la FEF a través de su presidente, Carlos Villacís. Los fondos se concedieron la semana pasada e inmediatamente se hizo el cheque a favor de Rasconza.


El organismo internacional depositó USD 200 000 como un abono para el inicio de los trabajos. Ese monto corresponde al 40% de la asignación total que entregará la FIFA (USD 500 000), como apoyo luego del terremoto.


Los trabajos en Manta costarán USD 250 000, mientras que en Esmeraldas el monto es de 150 000. A esos rubros se les debe sumar el IVA y un 5% por concepto de fiscalización.


Mosquera aclaró que la tribuna demolida del Jocay, sobre el costado este, no formará parte de las remodelaciones. “Se harán reforzamientos metálicos en las columnas afectadas de la tribuna donde están las cabinas de prensa y en el cerramiento”, dijo.


Según él, el sector demolido es responsabilidad de la Liga Cantonal de Manta, entidad dueña del estadio. Brenda Terán, directora de Turismo del Municipio mantense, anunció que el Cabildo está en tratativas con la entidad deportiva para remodelar ese sector.


Javier Macías, presidente de la Liga Cantonal, contó que la intención es que en el sector se levante una edificación con dos bandejas y capacidad para 9 000 espectadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)